Archivo

AHORRE PESITOS AL COMPRAR

Aunque parezcan sumas insignificantes no se pueden pasar por alto. Los reembolsos del Impuesto al Valor Agregado, IVA, que hacen por concepto de compras en los países europeos son moneda dura .

18 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Si un suéter irlandés que cuesta cien dólares le llama la atención, usted tiene derecho a un reembolso de unos 17 dólares. En una figura de porcelana española de 200 dólares, se puede ahorrar unos 26. En Italia se puede pedir un reembolso de hasta 48 dólares en la compra de una bufanda de seda de 300 dólares. Y por lo general usted puede recibir su dinero en el aeropuerto antes de tomar el vuelo de regreso.

El IVA en muchas ocasiones puede sumar hasta un veinte por ciento del costo de una compra, sin embargo son muchos los viajeros que desconocen el derecho a este reembolso y muy pocos de los que lo conocen lo reclaman efectivamente. Probablemente esto se debe a que el impuesto al valor agregado es un concepto poco familiar, especialmente para aquellos que viajan a Europa por primera vez, o tal vez piensan que el proceso de reembolso es demasiado complejo.

Efectivamente antes el proceso era engorroso y tomaba mucho tiempo. Pero actualmente la devolución rápida del dinero se ha hecho más fácil. La formación de la Unión Europea que ha eliminado las barreras aduanales entre los países participantes, también ha aliviado los inconvenientes del reembolso.

Prácticamente todos los países europeos imponen impuestos al valor agregado en mercancías y servicios como principal fuente de ingresos. Este impuesto es igual al impuesto sobre las ventas, salvo que la cantidad ya está reflejada en el precio que le cobran. En cierta forma el viajero no se da cuenta de que le están cobrando impuesto porque no se suma nada adicional a su recibo. Pero usted está pagando una suma considerable.

Países e impuestos En Grecia el porcentaje del precio de compra al que se impone el IVA puede ser desde un 11.5 por ciento hasta un 15.3 por ciento, en Francia es el 15.7 por ciento, Alemania es de 14 por ciento, y en Dinamarca y Suecia es el 20 por ciento.

Para reforzar las exportaciones los gobiernos europeos han exonerado a los visitantes extranjeros de pagar algunos o todos los impuestos al valor agregado en las mercancías que salen del país.

Sin embargo, los reembolsos no se hacen voluntariamente como rutina. Hay que pedirlos.

Cuál es el proceso? Existen más de noventa mil tiendas en Europa que tiene el letrero Tax Free for Tourist (libre de impuestos para turistas) aunque se puede obtener también el reembolso de tiendas que no tengan el letrero. El vendedor llena un cheque indicando la cantidad del reembolso y estos se presentan a los funcionarios de la aduana en los aeropuertos para su validación.

El comprador debe pedir en la tienda un formulario oficial del gobierno para la devolución de impuestos, que la tienda se ocupa de llenar. Este se presenta para su validación a los funcionarios de la aduana en el aeropuerto antes de partir.

La tienda, entonces se encargará del reembolso que puede ser de tres maneras. 1. En efectivo, en algunos países se hace solamente en la moneda local, pero en algunas casillas a la salida se pueden cambiar a dólares u otros monedas. 2. pueden hacerle un cheque en dólares de Estados Unidos y se lo enviaran por correo dos semanas después. 3. el reembolso puede ser acreditado a una tarjeta de crédito.

Si el reembolso es mediante un cheque tendrá que cambiarlo en su próximo viaje o dárselo a alguna persona conocida que vaya a viajar a este destino para que haga el cambio.

En el caso de Alemania hay un banco en el mismo aeropuerto en donde es posible reclamar el dinero o en los almacenes que quedan allí también hacen inmediato el cambio. Si por tiempo no puede hacer la gestión la embajada de Bogotá le pondrá el sello previa revisión de las compras.

Otras variantes La mayoría de los países imponen un precio mínimo que se debe pagar en compras antes de tener derecho al reembolso. En Suecia el mínimo es 13 dólares por tienda, en Italia 185 por tienda, y en Francia 370.

En España los reembolsos se conceden solamente por artículos individuales que cuesten más de 115 dólares, mientras que en Irlanda no hay mínimo.

En las tiendas y en los hoteles se distribuye literatura detallando el impuesto añadido al valor en cada país y aerolíneas como Lufthansa entregan folletos de información sobre impuestos y gestiones que se deben hacer cuando van de compras.

Es importante recordar que los funcionarios aduanales pueden exigir ver las compras por las que se reclama el reembolso, de manera que no es recomendable empacar los artículos comprados junto con las maletas que va a pasar por la aduana.

Dependiendo del aeropuerto es posible obtener la validación en la aduana primero y luego empacar los objetos con el equipaje.

Una oficina que ayuda Europe Tax-Free Shopping, es una organización propiedad de norteamericanos que opera oficinas de reembolso por concepto de Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 18 países europeos, incluyendo casi todos los aeropuertos internacionales del continente. Pronto abrirán oficinas de reembolso en Suiza, lo que convierte a la organización en el servicio de reembolso más grande de Europa y la única que opera a través de tantas fronteras internacionales.

Operan en mostradores en aeropuertos, estaciones ferroviarias, terminales de transbordadores y puestos fronterizos en Europa Occidental y en algunos países de Europa Oriental.

Su objetivo es facilitar el proceso de reembolso. Por este servicio cobra alrededor de un veinte por ciento del reembolso a efectuar. El porcentaje varía según el país y la cantidad se deduce del reembolso.