Archivo

CÉSAR RINCÓN SE LA JUEGA EN LAS VENTAS

Madrid vive la fiesta nacional de España. Un cronista de su tierra se atrevió a decir que por estos días allí se celebra el campeonato mundial de toros .

17 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

No se estila expresarlo de esa manera, pero vale, porque se entiende bien. Se comprende que están allí los mejores toreros del mundo (son 39 los escogidos este año) buscando ser grandes o bregando por conservar su puesto. Todos poniendo sus vidas entre la ovación y la muerte, entre el olé o el alarido; que al ruedo saltan lo que se cree son las mejores ganaderías (van 26 para esta temporada); que se llena la plaza; que la gran mayoría de los ganaderos, empresarios, apoderados, los más exigentes aficionados y críticos taurinos están allí. O sea, que es el centro de atracción de España.

Allá, en ese ruedo entre la calle de Alcalá y la Avenida de los Toreros, Colombia estará representada otra vez por el llamado monstruo de Bogotá César Rincón, quien deberá no echar pie atrás nunca.

Querido y respetado en el Templo del Toreo , tendrá que justificar por qué fue llamado a torear en mano a mano con Enrique Ponce para la corrida de Beneficencia el 15 de junio otra vez en Las Ventas; le toca hacerle recordar a la afición las faenas memorables que lo sacaron del anonimato hacia la fama. Tiene, si es del caso, que revivir y hasta superar su actuación del año pasado con Bastoncito . Esa fiera enorme, con hambre de torero el más bravo de la Feria, que envió la ganadería de Baltasar Ibán, la misma dehesa que lidiarán hoy.

Y tendrá, por si fuera poco, que vérselas, en esa competencia limpia y verdadera con Joselito, quien estará igualmente buscando el triunfo desde el paseíllo hasta la despedida. Porque Joselito, que es otro torero grande, de arte, valor y sapiencia, otro torero de Madrid, no va hace dos años a la feria. Lo esperan, lo desean ver. Con ellos Ignacio Sánchez, uno de los nuevos. De esos muchachos que al confirmar su alternativa, como ocurre esta tarde, saben que es todo o nada.

De manera que el torero colombiano tiene hoy un compromiso de mucha importancia. Lo serán todos los de Madrid. Pero es especial. Además porque Rincón viene de saludar dos veces montera en mano en Sevilla y, aunque no se diga, Madrid, siempre querrá que allí esté mejor, porque lo vio consagrarse, porque fue allá donde puso el punto histórico de salir cuatro veces consecutivas por la puerta grande.

Caracol radio estará transmitiendo sobre el medio día la actuación del colombiano. No transmitirán toda la corrida, pero sí las faenas de Rincón.