Archivo

OICATÁ: DE PAZ Y GENTE BUENA

En su templo parroquial, de estilo colonial, se guardan valiosas reliquias artísticas. Su suelo es apto para el cultivo de la cebada. Este pueblo es de origen indígena. El cacique y la tribu eran dependientes del Zaque de Hunza, Tunja.

05 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Quimuinchateca solía ir a Oicatá en suntuosas peregrinaciones, en compañía de muchos aborígenes, al son de música y cánticos. El cacique e indios rendían homenaje a su señor y celebraban fiestas en su honor. Los regocijos terminaban en carreras y con premiación a los triunfadores. Todo terminaba con una borrachera general de chicha dede el Rey mosca hasta el último de los asistentes.

Los primeros evangelizadores que llegaron a Oicatá a adoctrinar a los indios fueron los padres agustinos. Después estuvieron como doctrineros los dominicanos, franciscanos y jesuítas.

En 1776, el arzobipso de Santafé de Bogotá, doctor don Agustínb de Alvarado y Castillo, dictó un decreto sobre nuevas parroquias, en respuesta a las solicitudes que sobre el particular se elevaban en distintos lugares, entre ellos los habitantes de Oicatá.

El abogado de la Real Audiencia, Corregidor y Justicia Mayor de Tunja, don Eustaquio Galavis y Hurtado, dictó el 22 de diciembre de 1786 un decreto nombrando alcalde pedáneo para Tuta, Cómbita y Oicatá, cargo que recayó en Gerónimo de Escobar.

En la Constitución de la República de Tunja, el 9 de diciembre de 1811, Oicatá estuvo representada por el elector Miguel Velasco. En 1814, cuando se organizó la Provincia de Tunja y se dividió en departamentos, Oicatá quedó formando parte del departamento occidental.

El Congreso, en sus sesiones de l842 y 1843, dividió el territorio de la Nueva Granada en provincias, cantones y distritos parroquiales. El Cantón de Tunja lo integraron Tunja, Boyacá, Cucaita, Chivatá, Motavita, Oicatá, Samacá, Siachoque, Sora, Soracá, Sotaquirá, Toca y Tuta.

Geografía El nombre de Oicatá es de origen chibcha. Ca, significa , cercado, fortaleza o mansión regia del soberano . Ta, labranza . Oicatá: Sementera de la loma , dominio de sacerdotes . En la lista de repartimientos y pueblos de indios de la ciudad de Tunja , no se encuentra Oicatá sino Oicate. En tiempos de la Colonia se escribía con y griega.

La extensión del territorio municipal es de 59 kilómetros. Dista de Tunja 14 kilómetros. El poblado se encuentra levantado sobre una meseta.

El cultivo de la cebada es la única actividad a la que, por la sequedad de su suelo, se dedican sus habitantes. En ganadería se cría ganados vacunos, caballares, mulares y asnales.

El río Gallinazo o Chulo, que nace en la vereda de Runta, en Tunja, y unido bajo el sitio indígena Pozo de Donato con el río llamado Teta de Agua, pasa por el vecindario de Oicatá.

La Carretera Central del Norte y el Ferrocarril del Nordeste atraviesan parte del vecindario de este municipio. Del punto denominado La Vega se desprende un ramal de carretera que va a la plaza del caserío.

En favor de la educación de su juventud, en el presente año su alcalde José Ruperto Ríos Viasús implantó el servicio de transporte escolar. Un bus, subsidiado por el municipio, todas las mañanas pasa por las las veredas del municipio recogiendo a los quienes adelantan su bachillerato en el colegio municipal, cuyas instalacione se hallan en el casco urbano. En la tarde ese bus hace el mismo recorrido dejando en sus casas a los estudiantes. Así estamos educando a nuestros jóvenes, motivando su amor al estudio e incentivando su apego al terruño , dijo el alcalde. Con este programa se incrementaron las matrículas en el colegio municipal, algunos de los cuales antes debían recorrer a pié cuatro horas para llegar de sus casas.

Recientemente se inauguró una fábrica de tubería de gres -Vitrificados Oicatá-, instalada con un sistema de descontaminación ambiental que puede convertirse en modelo regional. Ahora el combustible utilizado es el coque y próximamente será el gas propano. Esta empresa abrirá 30 empleos directos.

Generalidades Límites: por el norte con Tuta, por el sur con Tunja, por el oriente con Chivatá y por el occidente con Cómbita.

Son sus veredas: Gintivá, Forantivá, Poravita y Centro.

Educación: Cuenta con el Colegio Municipal de Bachillerato, que este año gradúa su primera promoción. Ademas, funcionan cinco escuelas rurales y una urbana.

Salud: Se acaba de incorporar un médico y un odontólogo permanentes en el puesto de salud, cuyas instalaciones y servicios se ampliarán.

Acueducto: En este servicio el área urbana está mal atendida. Se estudia una solución al respecto, lo mismo que del alcantarillado que es deficiente.

Mercado: No existe, dada su cercanía con Tunja. Se busca, con Comfaboy, el establecimiento de un mercado móvil, cada l5 días.

Festividades: En agosto se celebran las fiestas patronales en honor de la Virgen del Tránsito.

Hijos ilustres: Nicolás Cuervo, levita que fue rector del Colegio de San Bartolomé, canónigo de la Catedral de Bogotá, senador de la República en 1823 y firmante del Acta de Independencia del 20 de julio de 1810; presbítero Nicolás de Mesa, cura de Tibaná, firmante del Acta de Independencia de Tunja, el 10 de diciembre de 1813; Facundo Nosa, ciudadano que peleó en las batallas del Pantano de Vargas y de Boyacá, y don José Antonio Cuervo y Rojas, padre de don Rufino Cuervo Barreto, ciudadano que ocupó la Presidencia de la REpública como Vicepresidente de la Nueva Granada, y abuelo del filólogo Rufino José Cuervo.

Alcaldes populares: Virgilio Jiménez, Vladimir Rojas, FElix Ricardo Riaño y José Ruperto Ríos Viasús.

Sus autoridades y habitantes piden a las empresas cerveceras que les compren la cebada que se cultiva en este departamento, así como los boyacenses les consumen sus cervezas. Ante las recomendaciones que se hacen a los habitantes de Oicatá para que diversifiquen sus cultivos, piden que se les suministre agua de la represa de La Copa, pues de otra manera será imposible reemplazar la producción de esta gramínea.