Archivo

ORDENAN LA LIQUIDACIÓN DE QUANTUM

Las autoridades del mercado de valores están revisando cuidadosamente todas las operaciones y firmas que actúan en las bolsas de valores para evitar que se repita un caso como el de Quantum Comisionistas de Bolsa.

17 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La bolsa está atenta a cualquier irregularidad que se presente y estamos vigilando que todas las operaciones se ajusten a las normas , aseguró Carlos Caballero Argaez, presidente de la Bolsa de Bogotá.

La Superintendencia de Valores se vio obligada a tomar posesión de los bienes y liquidar la firma Quantum por haber actuado en el mercado de manera irregular.

La firma realizó operaciones carrusel sin cubrir todas las etapas del negocio y sin registrarlo adecuadamente ante la Bolsa de Bogotá.

De acuerdo con la Superintendencia de Valores, la firma realizó negocios irregulares por una suma cercana a los 2.500 millones de pesos.

Las operaciones carrusel buscan colocar un papel de largo plazo en manos de diferentes inversionistas. Por ejemplo: la firma vende un CDT a seis meses y lo coloca en manos de tres inversionistas. Cada uno lo tendrá por dos meses.

Sin embargo, de acuerdo con las investigaciones realizadas por la Superintendecia de Valores, la firma no efectuó la operación de manera que consiguiera todos los inversionistas necesarios.

Por esta razón la firma tendrá que comprar con su propio capital, los títulos que queden descubiertos.

De acuerdo con resolución expedida por la Superintendencia, la firma incurrirá en una pérdida que oscilará entre los 900 y 1.500 millones de pesos.

Otra de las irregularidades que encontró la Superintendencia de Valores se refiere a que la contabilidad de Quantum no incorporó la totalidad de las operaciones realizadas por ella.

La sociedad omitió el registro de las operaciones que hizo por fuera de bolsa. Muchos de estos negocios se anotaban en cuadernos llevados a mano o en computadores personales de los funcionarios de la compañía. Esta información se guardaba en lugares de difícil acceso.

La Superintendencia pudo establecer, por ejemplo, que en la residencia personal de un funcionario asistente de una de las personas involucradas en las operaciones, se utilizaba para el registro de las operaciones.

Por ello, la Supervalores concluyó que los estados financieros de Quantum de los años 1993, 1994 y 1995 no reflejan fielmente la verdadera situación financiera de la sociedad.

Más irregularidades Adicionalmente, la Supervalores descubrió que algunos de los accionistas que figuran en los libros oficiales prestaron su nombre para encubrir a terceros accionistas.

De acuerdo con documentos oficiales, Quantum tiene ocho accionistas: Luis Ignacio Sotomayor, Jaime Gamboa, Mario Fernando Rodríguez, Adriana Salazar, Jorge Luis Franco, Rómulo Ocampo Florez, Efigenia Sierra y María Adelaida Aristizabal.

Ante esta situación que afecta la confianza del público en el mercado bursátil, la superintendencia decidió tomar posesión inmediata de los bienes, haberes y negocios de Quantum con el propósito de proceder con la liquidación de la sociedad.

Además, en adelante todos los acreedores o aquellos que tengan negocios con Quantum tendrán que entenderse con el liquidador.

El Superintendente de Valores, Andrés Uribe, advirtió a los inversionistas que, para evitar cualquier operación irregular ,es necesario exigir que las liquidaciones estén registradas por las bolsas de valores.