Archivo

PROHÍBEN IMPORTAR ARROZ DE VENEZUELA

El Gobierno salió en defensa de los productores de arroz, así la medida termine subiendo el precio interno del cereal para los consumidores.

17 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Después de una reunión del Consejo Superior de Comercio Exterior, se anunció que quedan prohibidas las importaciones de arroz barato de Venezuela y se fijó un nuevo precio para el mercado interno.

A partir de hoy, la tonelada de arroz se comprará a 243.300 pesos, es decir 8,6 por ciento más que el precio que venía rigiendo hasta ayer, de 224.000 pesos.

Si bien es cierto que esta medida de protección terminará subiendo los precios al consumidor, el ministro de Agricultura, Antonio Hernández Gamarra, aseguró que los reajustes de precio no superarán el 18 por ciento fijado en el Pacto Social.

De acuerdo a los informes del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en los primeros cuatro meses del presente año los precios del arroz al consumidor han subido en 2,2 por ciento.

Las medidas buscan hacerle frente a la crisis que afecta a los arroceros, como consecuencia del incremento de las importaciones y del contrabando procedentes de Venezuela.

La prohibición de las importaciones de arroz se hizo invocando la salvaguardia andina para el producto proveniente de Venezuela, y se decidió que regirá hasta el 31 de diciembre.

En los primeros tres meses del año se importaron unas 160.000 toneladas de arroz, aproximadamente, pero no se sabe cuánto entra de contrabando. Las pérdidas de los productores nacionales, en lo que va del año, ascienden a unos 5.000 millones de pesos.

Según las denuncias de los productores, buena parte del arroz subsidiado que llega a Venezuela de terceros países ha inundado el mercado nacional.

Según Fundagro, cada mes estaba ingresando al país arroz equivalente a 3,6 meses de consumo, cuando la importación normal es en promedio para 45 días. Los productores nacionales están perdiendo mensualmente el 8 por ciento del mercado.

Para este año se calcula que la producción de arroz en el país será de 760.000 toneladas.

Derechos correctivos El Consejo determinó también la imposición de derechos correctivos para el caso del azúcar, el sorgo, el maíz y sus derivados, debido a que en Venezuela los aranceles para estos productos son menores a los que aplica Colombia.

Por qué la diferencia? Según el ministro de Agricultura, Antonio Hernández Gamarra, en Venezuela aún no se está aplicando el sistema de franja de precios.

En cuanto al azúcar, se establecerá un arancel del 20 por ciento, que equivale a la diferencia arancelaria existente entre los dos países para la importación de este producto.

Se estima que a Colombia están entrando unas 20.00 toneladas de azúcar mensuales procedentes de Venezuela, que equivalen al 20 por ciento del mercado nacional.

Para el maíz se establecerá un arancel-cuota, de tal forma que solo se dará licencia para su importación en la medida que se compre el sorgo nacional. Quien más sorgo compre, mayor cantidad de maíz podrá importar. Este año, el país espera una producción de 270.000 toneladas de sorgo.

Este arancel-cuota será definido esta semana por los ministerios de Agricultura, Desarrollo, Hacienda y Comercio Exterior.

El Gobierno anunció que para los derivados del maíz se buscará un mecanismo que permita nivelar los aranceles existentes en los dos países. Actualmente, son de 15 por ciento en Venezuela y de 35 por ciento en Colombia.

Había desprotección El ministro de Agricultura dijo que estas medidas fueron adoptadas porque se estaba dejando desprotegida la producción nacional debido al incumplimiento por parte de Venezuela de las normas que rigen para el mercado de productos agropecuarios en el Grupo Andino.

Según el funcionario, dicho incumplimiento obligó a la toma de estas medidas unilaterales para proteger los productores de arroz, azúcar y sorgo.

Lo que se busca es la normalización del comercio colombo-venezolano para evitar triangulaciones y contrabando , dijo.

El Gobierno mantuvo el arancel vigente para las importaciones de terceros países y anunció que se aplicará el sistema de vistos buenos, los cuales serán aprobados por el Ministerio de Agricultura, con base en las recomendaciones que haga un comité que estará conformado por miembros del Gobierno y del sector privado.

(Ver gráfica de importaciones del arroz blanco desde 1992 a primer trimestre de 1995) Agro respira con más tranquilidad Los productores de arroz y la agroindustria azucarera recibieron con satisfacción las medidas de protección que ayer adoptó el Gobierno.Entre los importadores de maíz, principalmente los avicultores, hay tranquilidad con respecto a los correctivos adoptados para este cereal.

El gerente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), Rafael Hernández Lozano, dijo que por fin el agro había sido escuchado.

No obstante, Hernández Lozano aseguró que las medidas que necesita el sector agropecuario deberían ser permanentes y no coyunturales.

El Gerente de Fedearroz pidió al Gobierno que se revise la parte agropecuaria del Pacto Andino para sacar los productos sensibles porque, según él, se ha demostrado con el arroz que en este aspecto las cosas no están del todo bien.

Señaló que tres o cuatro importadores, entre ellos la Asociación de Molineros de Arroz (Moliarroz), eran quienes se estaban beneficiando con las importaciones de este cereal.

El presidente de la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia (Asocaña), Ricardo Villaveces Pardo, dijo que las medidas son positivas, es decir, los derechos correctivos para este producto, pero advirtió que no eliminan el fenómeno del contrabando.

Villaveces explicó que la tasa de cambio negra (por encima del cambio oficial de 170 bolívares por dólar) ha estimulado la entrada a Colombia desde Venezuela de azúcar centroamericano (triangulación).

El vecino país se abastece de azúcar centroamericano, el cual perfora la franja de precios andina. Esto también es parte de la triangulación.

Ligado a lo anterior, el problema del contrabando desde el vecino país está afectando el sector azucarero, de acuerdo con el Presidente de Asocaña.

Para el presidente de la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi), Gregorio Rudas, se considera equitativa la aplicación de los derechos correctivos siempre y cuando se refieran a toda la cadena agroindustrial.

Es decir, no sólo al maíz y al sorgo sino también a los productos derivados como pollo y huevo, pues si se trata de protección se debe proteger toda la cadena y no algunos eslabones de ella , dijo Rudas.