Archivo

ADJUDICAN NUEVA PISTA DE ELDORADO

Tras más de veinte años de intentos frustrados, ahora sí la segunda pista del aeropuerto Eldorado comenzó a tomar forma.

17 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El Gobierno seleccionó ayer el consorcio privado que se encargará de construir la obra durante los próximos tres años.

Se trata del grupo integrado por la empresa norteamericana Ogden Corporation, la española Dragados y Construcciones y la colombiana Conconcreto.

El proyecto tendrá un costo de 97 millones de dólares (unos 83.400 millones de pesos) y, según la Aeronáutica Civil, permitirá disminuir el ruido que producen las más de 500 operaciones diarias que se realizan por la única pista del terminal aéreo.

Aunque aún no cuenta con la licencia ambiental, se aspira a obtenerla antes de iniciar las obras, es decir en menos de un año.

La principal alternativa de descongestión del aeropuerto del país comenzó a tomar forma.

El Gobierno seleccionó ayer el consorcio privado que se encargará de construir la segunda pista a partir de mayo del próximo año.

El grupo ganador está integrado por la empresa norteamericana Ogden Corporation, la española Dragados y Construcciones y la colombiana Conconcreto.

Este consorcio, denominado Compañía de Desarrollo Aeropuerto Eldorado, hará el proyecto de la nueva pista en 97 millones de dólares (unos 83.400 millones de pesos).

De acuerdo con los cronogramas previstos, la obra debe estar concluida en tres años, lo que quiere decir que entrará en operación en mayo de 1998.

En los próximos treinta días se va a firmar el contrato de concesión que obliga al consorcio privado a operar y mantener la nueva pista y la existente durante los próximos 20 años.

A cambio de ello, la Aeronáutica Civil se compromete a ceder los ingresos que perciba por tasa aeroportuaria y por derechos de pista (es decir lo que pagan las aerolíneas privadas cada vez que hay un aterrizaje y un despegue).

En este sentido, el director de la Aerocivil, Alvaro Cala Hederich, explicó que las tarifas por uso de la pista aumentarán una vez se termine la obra.

La tarifa promedio que hoy se cobra por cada operación (aterrizaje y decolaje) es de unos 110 dólares, pero una vez pase a manos del concesionario subirá a cerca de 185 dólares.

Ello representa un incremento del 70 por ciento.

Después, se registrarán reajustes semestrales en la tarifa con base en el crecimiento del Indice de Precios al Consumidor, que mide el crecimiento de la inflación.

El funcionario garantizó que el nivel de las nuevas tasas, tanto para los usuarios como para las aerolíneas, será similar al que existen en los aeropuertos de las principales ciudades de América Latina.

Cala consideró que para los empresas operadoras habrá una sustancial reducción en los sobrecostos que se ven obligadas a asumir por los retrasos en los vuelos y el mayor gasto en combustibles (cuando las aeronaves deben sobrevolar por la congestión).

Se espera que la saturación disminuya, pues las operaciones aéreas podrán canalizarse por ambas pistas, con lo cual pueden adelantarse simultáneamente decolajes y aterrizajes.

El año pasado en el aeropuerto Eldorado se registraron 185.044 operaciones aéreas, es decir que cada día se registraron en promedio unas 507 aterrizajes y decolajes.

Esto significa que cada tres minutos salía o llegaba un vuelo.

En los últimos cuatro años, el crecimiento de operaciones fue de 40,7 por ciento.

La nueva pista tendrá una longitud de 3.800 metros y estará localizada al lado sur de la actual pero en forma paralela. Ambas tendrán comunicación directa a través de unos carreteos de conexión.

Para construirla, se tendrá que cambiar el actual cauce del río Bogotá, se ampliará las plataforma de la base aérea de Catam y se realizará un cerramiento general de la zona.