Archivo

LAS GANANCIAS EMPRESARIALES EN EE.UU. SUPERAN LAS PREVISIONES DE WALL STREET

Una encuesta realizada por The Wall Street Journal mostró que los beneficios empresariales aumentaron en un 48% durante el primer trimestre y las ganancias de operaciones típicas saltaron un 30%.

01 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Según I/B/E/S International Inc., en un informe sobre 559 de las 728 empresas de los grupos industriales Dow Jones, el 57% registró ganancias superiores a las expectativas de los analistas. Otro 14% satisfizo las previsiones y el 29% declaró beneficios inferiores a lo pronosticado. I/B/E/S informa que durante el cuarto trimestre el 58% de las empresas del Dow Jones superó las expectativas, el 11% las igualó y el 31% cayó por debajo de lo esperado.

Potencia y desaceleración Entre los grupos industriales Dow Jones, durante el último trimestre las firmas dedicadas a minería, espectáculos, computadoras y aerolíneas registraron ganancias superiores a lo previsto. Las firmas de metales preciosos, perforadoras de petróleo y sistemas de comunicación inalámbrica tuvieron ganancias menores de lo esperado.

Lo que más alienta al creciente grupo de optimistas es que las ganancias mantuvieron su vigor a pesar de la desaceleración de la economía. El viernes surgieron indicios adicionales sobre un menor crecimiento. El Departamento de Comercio informó que durante el primer trimestre el Producto Interno Bruto creció a una tasa anualizada del 2,8%, mucho menor que la tasa de crecimiento del 5,1% del cuarto trimestre de 1994. La bolsa bajó como reacción inicial al informe, que incluía algunas señales de inflación, pero al cierre de la sesión subió para alcanzar un nuevo récord.

Es cierto que algunas compañías recibieron un impulso gracias a las conversiones de divisas cuando cayó el dólar. Pero incluso si se toman en cuenta los problemas del dólar, la fortaleza del crecimiento de los beneficios empresariales hace que algunos estrategas confíen en que las ganancias se mantengan fuertes incluso cuando la economía frena para el tan esperado aterrizaje suave.

Las empresas encuentran maneras de hacer más dinero, incluso cuando vemos señales claras de una economía en desaceleración , dice Gail M. Dudack, jefa de estrategia de mercado de la oficina neoyorquina de S.G. Warburg. Quizás estas ganancias empresariales son más sostenibles en una economía de] menor crecimiento que lo que yo pensaba .

Para los estrategas pesimistas como Dudack, la última ronda de fuertes ganancias presenta un pequeño dilema. Su proyección de 4.400 puntos para el Promedio Industrial Dow Jones está apenas a 100 puntos de distancia, y aunque algunos creen que el mercado ha ido demasiado lejos a demasiada velocidad, Dudack ahora contempla incrementar su proyección. Cree que la tendencia aún es al alza, pero espera que la tasa de interés del bono del Tesoro de EE.UU. a 30 años caiga por debajo del 7,25%, de su nivel actual del 7,34%.

También espera que las previsiones de ganancias a largo plazo aumenten antes de volverse más pesimistas.

Mientras tanto, frente a la desaceleración de la economía, los analistas están inmersos en un debate sobre qué hacer ante una menor tasa de crecimiento. Algunos dicen que es hora de comprar empresas de crecimiento _que pagan dividendos bajos y reinvierten la mayor parte de sus ganancias_ porque en una desaceleración sus beneficios se mantienen parejos. Otros dicen que las acciones de empresas cíclicas, que fueron abandonadas y golpeadas demasiado rápido, serían un buen negocio en un ciclo de crecimiento lento y prolongado.

Michael T. Moe, analista de valores de crecimiento de Lehman Brothers, dice que hay varias compañías bien colocadas para prosperar en un ámbito de crecimiento lento.

A medida que la economía muestre otros indicios de desaceleración, la gente comenzará a inclinarse hacia los nombres de alta calidad fuera del sector tecnológico , dice Moe. Estas compañías tienen mayor control sobre su destino y sus ganancias crecen con fuerza .

Señala que Starbucks, la cadena de cafeterías, tuvo un buen desempeño en California a pesar de las dificultades económicas del estado. Boston Chicken, cadena de rotiserías, es un participante importante del llamado sector de comidas de reemplazo, que se beneficia de la gran cantidad de hogares con dos sueldos que prefieren encargar la comida afuera que cocinar, y Genzyme, firma biotecnológica con una línea completa de productos en desarrollo y beneficios fuertes, dice Moe.

James Weiss, gestor de cartera de IDS Advisory Group, de Minneapolis, también cree que las empresas de crecimiento prosperarán durante la tan esperada desaceleración económica. No obstante, prefiere empresas de crecimiento más grandes y tradicionales con una fuerte participación internacional, como Gillette, Coca-Cola y McDonald s.

Una vez que pase este trimestre no vamos a tener una racha de aumentos de beneficios del 30% como los que vemos ahora , dice Weiss. Las empresas que se desempeñarán bien cuando dejemos atrás ese nivel de crecimiento son las que pueden ofrecer un crecimiento sostenido de poco menos del 20%, como los sectores de salud y productos de consumo para uso personal.

Michael D. Jamison, gestor de fondos de Brandywine Asset Management Inc., de Wilmington, Delaware, responde que todavía es demasiado temprano para pasarse a las acciones de crecimiento. Alega que la expansión económica puede continuar durante algún tiempo más, aunque a un ritmo menor, y recomienda los valores de firmas sensibles a la economía.

Fortaleza sorprendente El poder de fijación de precio del que deberían haber disfrutado estas empresas durante el ciclo se ha postergado , dice Jamison.

Creo que vamos a ver una fortaleza sorprendente en las siderúrgicas y papeleras .

La firma de Jamison ha adquirido acciones de empresas siderúrgicas como LTV Corp., AK Steel Holding y Geneva Steel. Además, Brandywine ha comprado participaciones en firmas papeleras como International Paper, Boise Cascade, James River y Champion.

Pero el torrente de beneficios altos ha llevado a algunos pesimistas a entrar en acción, en lugar de quedarse al margen. Con creciente desaliento han observado cómo el Dow Jones trepó de manera ininterrumpida de menos de 3.700 puntos en diciembre a más de 4.300.

En vista de las señales adicionales sobre la desaceleración de la economía, creen que la muy esperada corrección está a la vuelta de la esquina, a pesar de los fuertes beneficios del primer trimestre.

El primer trimestre tiene resultados mejores de lo que esperaba la gente, pero los vamos a regresar a la posición anterior , dice David Shulman, jefe de estrategia de Salomon Brothers. Tuvimos seis trimestres con un crecimiento por encima de lo normal y tengo la intuición de que el segundo trimestre va a ser mucho más lento .

Shulman sostiene que la reducción del crecimiento perjudicará las ganancias empresariales y no espera gran ayuda del mercado de deuda porque cree que las tasas de interés ya reflejan la desaceleración esperada. El crecimiento más lento, las ganancias menores y las tasas de interés sin mayores cambios sembrarán la semilla de la corrección , dice Shulman.

Para los que buscan una postura más defensiva, recomienda a los minoristas, que han sufrido durante los últimos meses, y a las firmas energéticas, que podrían beneficiarse de un aumento del precio del combustible.

(Ver gráficas y tablas de rentabilidad por sectores, los cambios de tendencia y un trimestre lleno de sorpresas)