Archivo

QUIÉN RESPONDE POR PAZ DEL RÍO

A pesar de no pertenecer a los boyacenses, nadie puede dudar de la importancia que Acerías Paz del Río tiene para el departamento.

05 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La difícil situación a que ha llegado la empresa es deplorable para los intereses de los boyacenses. 3.437 trabajos directos, mil indirectos, 4.425 pensionados y por lo menos 10 mil personas que derivan sus sustento de la actividad de la factoría, son cifras contundentes en la tarea de evaluar la situación actual.

Por estos días, diferentes estamentos vinculados a Paz del Río han tratado de buscar las causas e identificar a los responsables de que la primera empresa de Boyacá y la primera siderúrgica del país haya llegado al extremo de acudir a la figura del concordato preventivo que le permitirá hacer los ajustes administrativos, productivos y financieros ha que haya lugar.

Una de las primeras causas parece ser la Apertura Económica del anterior gobierno. La política implantada por Gaviria ocasionó el ingreso indiscriminado al país de productos de acero a menores precios. El contrabando también ha sido nefasto teniendo en cuenta que los mercados, especialmente de la Costa atlántica, se han visto invadidos por el acero introducido ilegalmente desde Venezuela.

Como responsables de la crisis también han sido señalados el Sindicato, que empujó el año pasado a los trabajadores a una huelga absurda, y las malas administraciones que ha tenido la empresa por algunas épocas.

La huelga del año pasado duró 63 días y causó que la empresa acumulara pérdidas por 6.634 millones de pesos y dejara de percibir 21 mil millones.

Ahora resulta que las directivas de la empresa han tenido que sentarse a la mesa con los acreedores, con el gobierno y con los trabajadores para estudiar los mecanismos que permitan salir del laberinto.

En los próximos meses la empresa tendrá que recurrir a una fiducia que garantizará 8.400 millones de pesos, a un crédito con el IFI por diez mil millones de pesos y a la venta del stock de escoria granulada y plantaciones forestales por 2 mil millones.

También se espera que el gobierno nacional lance un salvavidas . Que se concrete el anuncio hecho por el Presidente Samper la semana anterior cuando le dijo a la clase dirigente de Boyacá, que lo visitó al Palacio de Nariño, que el gobierno nacional estudiaba un plan para salvar a la empresa.

Contrasta la situación de Acerías con el reporte conocido esta semana, según el cual el Sindicato Antioqueño, el grupo económico dueño de Paz del Río, alcanzó en 1994 jugosas ganancias, tal vez las más grandes alguna vez obtenidas en el país. Con ese balance, el Sindicato Antioqueño, demuestra ser un grupo económico más poderoso que el de Ardila Lulle, Santo Domingo o Luis Carlos Sarmiento Angulo.

+Por qué no le han inyectado recursos a Paz del Rió?, +cuál es el futuro de la empresa?, +la factoría avanza hacia la quiebra?, +sus propietarios piensan liquidarla?. Esos son los interrogantes que tiene muchos boyacenses, pero que nadie quiere responder.