Archivo

TRANCÓN EN DISTRIBUCIÓN DE TARJETAS

El juego del Sentido Común atraviesa por su primer trancón: la distribución. Las tarjetas que la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) ha repartido hasta ahora entre algunos de sus afiliados, han resultado muy inferiores a la demanda y al entusiasmo de los ciudadanos por ensayar este nuevo lenguaje en la vía.

16 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

EL TIEMPO realizó durante dos horas y media un amplio recorrido por el centro, norte y occidente de la ciudad para ver cómo estaba funcionando el juego, y el único ciudadano jugador que se encontró fue un Renault 4 que se zafó muy fácilmente de su responsabilidad ciudadana y decidió pegar en el vidrio de atrás la tarjeta con la cara roja y el pulgar hacia abajo.

De una vez, y sin hacer el esfuerzo de escoger el momento oportuno para sacarla e indicar una sanción moral, este ciudadano decidió indistintamente mostrarle la cara roja a todos sus colegas de ruta.

Sin embargo, ni en la carrera 13, ni en la avenida 19, ni en la Avenida Eldorado, ni en la calle 80 se vio una tarjeta ciudadana. Y las ocasiones para sacarla, no faltaron.

Algunos de los conductores consultados ni siquiera las conocen y otros tantos dijeron conocerlas pero no sabían dónde se conseguían y muchos respondían con una sonrisa de incredulidad. Uno dijo que una muchacha se la había ofrecido pero que el no la había podido comprar . Recuerde que usted en ningún lugar debe pagar nada por ella.

Qué pasa? Según informaron en Fenalco el sábado se repartieron 25.000 tarjetas entre los 36 puntos de entrega que se dispusieron para el público en general (Estaciones de Servicio, Almacenes Exito, Ciudadela Comercial Metrópolis y Unicentro).

Esta cantidad se quedó bastante corta para la afluencia de público que tienen estos lugares. Por ejemplo, en el Exito las tres mil tarjetas que les llevaron se agotaron el mismo sábado en la tarde.

Según Elkin González, el administrador del almacén, se calcula que un sábado entran en promedio seis mil o siete mil carros ya que este día la clientela se triplica. Así que para los que utilizaron el parqueadero el domingo, no quedó nada.

Igual pasó en Metrópolis donde según los encargados del parqueadero la cantidad recibida sólo les duró medio turno, es decir, cuatro horas.

En la Estación de Servicio Texaco 28 por el contrario, las entregan de una forma tan selectiva, que de las 200 tarjetas que les envió Fenalco el sábado, ayer a mediodía quedaban cien.

Mientras los bomberos le respondían a los que iban a tanquear que todavía no nos las han traído , Elena Gómez, la administradora de las tarjetas en el almacén explicó que se las estaban entregando a los clientes habituales o a los que van a lavar su carro. Porque son tan poquitas y tenemos tantos clientes... .

No obstante, Fenalco informó que ya tiene las 300.000 tarjetas en su poder y que desde ayer se comenzó a surtir de nuevo los puntos de entrega gratuita.