Archivo

UN JUEGO PARA DESPEJAR DUDAS

Las eliminatorias de las semifinales de las respectivas federaciones del baloncesto profesional de la NBA entraron en la recta final del quinto partido al mejor de siete y tres equipos: Suns de Phoenix, Spurs de San Antonio y Pacers de Indiana se encuentran con la ventaja de 3-1, a una sola victoria de la clasificación, mientras que los Bulls de Chicago y Magic de Orlando presentan un empate a dos.

16 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Ambos equipos han ganado dos partidos cada uno, después que el conjunto de Chicago se impusiera en el cuarto juego por 106-95.

Sin embargo, la ventaja la tienen los Magic que al vencer el pasado viernes en el United Center de Chicago recuperaron el factor campo de su lado y ahora si la eliminatoria se va a un séptimo partido lo disputarán en Orlando.

Los Bulls, en su mejor partido de equipo, tomaron la ventaja de 14 puntos en el primer cuarto, pero tuvieron que ser los lanzamientos decisivos del alero croata Toni Kukoc los que hiciesen la diferencia en los momentos que más los necesitaba el equipo.

Toni consiguió lanzamientos importantes sin los cuales el equipo no hubiese ganado el partido , declaró Phil Jackson, entrenador de los Bulls. Realizó un baloncesto ofensivo agresivo que motivó al resto de sus compañeros , comentó.

Kukoc terminó con 13 puntos, pero fue el base Michael Jordan, quien con 26,7 rebotes y 3 asistencias hizo la diferencia final para los Bulls.

Sabíamos que necesitábamos la participación de cada uno de los jugadores y Jordan fue consciente de esa idea para hacer la gran diferencia , explicó Jackson, quien añadió: Esta vez en el campo hicimos todas las cosas necesarias para lograr la victoria .

Los Magic intentaron superar el fracaso del primer cuarto y aunque estuvieron a punto de conseguirlo en el tercero, el fallo del pívot Shaquille O Neal, se quedó con sólo 17 puntos, les impidió tener ahora la ventaja de 3-1 en la serie.

Ambos equipos han demostrado que tienen los elementos necesarios para conseguir imponerse el uno al otro, pero la clave estará en saber cual de los dos en la serie a tres partidos que se ha convertido ahora la eliminatoria podrá establecer el suyo más veces.

Hoy, Los Magic podrían dar su primera demostración de equipo con presente que tiene asegurado un futuro brillante.

Panorama claro La pasada jornada dejó como claros favoritos para ganar sus respectivas semifinales a los Suns, que en un brillante partido del base Kevin Johnson, anotó 43 puntos, superaron una desventaja de 15 puntos en el tercer período y vencieron 110-114 a los Rockets de Houston, que jugaron como locales en el Summit.

Todo lo contrario sucedió en el mítico Forum de Inglewood (Los Angeles), donde los Spurs derrotaron por 71-80 a los Angeles Lakers.

Los Pacers, en su mejor partido de la serie, el pasado sábado se habían impuesto por 98-84 a los Knicks de Nueva York, que de nuevo fueron ellos mismos sus peores enemigos ante la inconsistencia de la ofensiva..

Las victorias de los Suns y los Spurs no sorprendieron a nadie a pesar que el equipo de Charles Barkley la consiguió sólo cuando el pívot Hakeem Olajuwon de los Rockets sintió el esfuerzo realizado y en los últimos siete minutos del partido no pudo anotar un solo punto.

Los Knicks, por su parte, sólo saben que para clasificarse necesitan ganar los tres partidos que aun faltan por disputarse de la serie con los Pacers, una misión que para algunos cuando menos suena como imposible, sobre todo por lo visto en los cuatro primeros.

De momento, todo esta listo para que hoy, por lo menos dos equipos -Suns y Spurs- sean los finalistas de la Federación Oeste.