Archivo

DEFICIENCIA RENAL, NUEVA COMPLICACIÓN DE GARCÍA

El médico del boxeador colombiano Jimmy García mostró ayer pocas esperanzas de que se recupere de su lesión cerebral que sufrió hace más de una semana en una pelea boxística como retador del campeón del peso superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Gabriel Ruelas.

16 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El estado neurológico de García no ha cambiado desde que se empeoró el jueves, dijo el doctor Albert Capanna, y el boxeador colombiano ha comenzado a sufrir de deficiencia renal.

Si se mantiene de esta manera, su estado será peor , dijo Capanna. Mientras más tiempo continúe mal, el resultado será peor .

Su madre y su hermana viajaron desde Colombia para estar con él, junto a su hermano y padre, que estaba en su esquina durante la pelea.

La familia está muy afectada ahora , dijo Marc Ratner, director ejecutivo de la Comisión Atlética Estatal de Nevada. Están conscientes de que esto es muy grave .

Ratner, que lo visitó ayer en el hospital, dijo que García no mostraba señales de responderle a los miembros de su familia cuando le hablaban.

Es muy triste , comentó Ratner. No hay nadie a quien culpar y no podemos señalar a nadie. Las circunstancias son simplemente horribles .

Capanna dijo que García aún tenía cierta actividad cerebral, pero que era muy limitada. Indicó que no había indicios de que mejoraría.

No en este punto, no los hay , agregó.

García, de 23 años, se desplomó después que la pelea con Ruelas fue suspendida en la undécima ronda cuando recibió una terrible golpiza.

Fue sometido a una operación quirúrgica para remover una gran coágulo causado por una hemorragia en su cerebro, 45 minutos después de ser retirado en camilla del cuadrilátero, e inicialmente, los médicos se mostraron optimistas de que recuperaría.

García mostró algunas señales de mejoría, y respondía a órdenes antes de empeorar el jueves de la semana pasada.

Fue la segunda pelea consecutiva difícil de García, que había perdido un combate de 12 asaltos ante Genaro Hernández por la clasificación de 58,8 kilogramos de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

García, que peleaba por primera vez en Estados Unidos, era aconsejado entre los asaltos por su padre y hermano de que continuara atacando a Ruelas, que castigaba al retador a su gusto.