Archivo

REFORMA TRIBUTARIA NO ES LA PANACEA: FENALCO

Una total oposición al aumento del IVA para los vehículos y al incremento de nuevas cargas impositivas son los principales argumentos del comercio organizado en contra del proyecto de reforma tributaria.

16 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) analizó el contenido de la iniciativa en un extenso documento que presentará hoy ante el Congreso.

El gremio plantea la necesidad de racionalizar los tributos, separar las funciones de la aduana de las que cumple la Dirección de Impuestos, frenar el crecimiento del gasto y controlar el endeudamiento público interno.

Si no se corrigen estas fallas, el proyecto tributario resultará nocivo para el país , sostiene el documento, y a renglón seguido anota que la reforma no es una panacea para la economía nacional tal como se ha planteado .

Una de las principales inquietudes es el aumento en las tarifas del IVA para los vehículos, que pasarán del 20 al 25 por ciento y del 35 al 45 por ciento. Para los automotores cuyo precio supere los 35.000 dólares la tarifa quedará en 60 por ciento.

Según el presidente de Fenalco, Sabas Pretelt de la Vega, este es uno de los sectores que soporta un mayor castigo fiscal. De incrementarse los impuestos de los vehículos, se desestimularía el consumo ya que subirían los precios automáticamente en promedio en 14 por ciento. Un automóvil de 11 millones subiría a 12,5 millones, La demanda se reduciría en un 40 por ciento y el Gobierno perdería por IVA no recaudado y por aranceles de aduana no causados, más de 164.000 millones de pesos .

Aunque el gremio es consciente de la necesidad de dejar permanente una tarifa del impuesto al valor agregado del 14 por ciento, cuestionó el hecho de que este tributo se extienda a los uniformes escolares, las pilas, velas, corte de cabello y fósforos, ya que son bienes de uso popular.

Sin embargo, apoyó la retención en la fuente para el IVA, ya que aumentará el recaudo de dicho impuesto.

Otras objeciones Otro de los cuestionamientos que hace el gremio está relacionado con la ampliación del número de contribuyentes ya que se incluyen a las empresas de servicios públicos de energía, acueducto, alcantarillado, telecomunicaciones y salud así como a los hospitales.

El gremio sostuvo que poner a tributar a estas entidades se traduciría en una disminución en la calidad y la cobertura de los servicios.

Las críticas de los sectores económicos sobre el aumento de la renta presuntiva fueron compartidas por la Federación que reconoció que se traduciría en un absurdo régimen encarnizado contra la propiedad raíz.

En torno al impuesto de renta y complementarios, cuya tarifa quedaría en 37 por ciento, según la propuesta del Gobierno, Fenalco afirmó que es muy alta para las empresas y personas que tributan y puso como ejemplo el caso de Chile, donde dicho impuesto es del 15 por ciento. Por ello es partidario de que la tarifa no sea superior al 33 por ciento, para evitar pérdida de competitividad en el sector productivo.

Así mismo, los comerciantes organizados rechazaron los ajustes integrales por inflación al señalar que en Colombia jamás se ha justificado el sistema utilizado en economías inflacionarias como Argentina, Perú o Bolivia.

Hoy, cuando las tasas de inflación han bajado y cuando se proyectan reducciones, no tendría ningún fundamento que se insistiera en mantener esa figura cuyo único resultado es atizar los procesos inflacionarios.

En torno a los programas de fiscalización de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), Fenalco señaló que es necesario atacar el contrabando teniendo en cuenta que los derechos arancelarios dejados de percibir por este flagelo han superan los 3.000 millones de dólares durante el tiempo de la fusión de impuestos y aduanas.

Peticiones gremiales Deben eliminarse los ajustes integrales por inflación.

La tarifa del impuesto de renta debe quedar en 33 por ciento.

Es necesario eliminar el régimen de ganancia ocasional.

No se deben incrementar las tarifas de IVA a los vehículos No es conveniente gravar nuevos bienes básicos para la población, la vivienda y la maquinaria utilizada por las industrias.

No puede aceptarse la renta presuntiva sobre patrimonio.

Son inaplicables e inconvenientes los procedimientos para las facturas comerciales y boletas de venta.

La Dirección de Impuestos debe divorciarse de la Dirección de Aduanas La reforma tributaria es inequitativa, no racionaliza sino que incrementa los impuestos.

Se necesita revisar el régimen de transferencias de la nación a las regiones.