Archivo

CONDICIONAN APORTE PARA TECNOLOGÍA:

16 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El Consejo Gremial Nacional está de acuerdo con la contribución parafiscal para desarrollo tecnológico, siempre y cuando se hagan algunos cambios en este tipo de aportes.

Por eso el ente que reúne a los gremios del sector productivo, le propondrá mañana al Gobierno que reduzca otras contribuciones de estas características, como por ejemplo la que se hace al Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), para que se moderen las cargas actuales.

Así mismo, pedirá que en caso de hacer uso de este tipo de contribución sobre las ventas, se incluyan las de productos importados, para que no sea una decisión discriminatoria.

En un primer borrador de la propuesta que será analizado hoy por los principales representantes de los gremios, se le solicitará al Gobierno que flexibilice el porcentaje a aportar que debe hacer cada sector.

Lo anterior significa que cada renglón de la producción que va a impulsar un centro de desarrollo tecnológico, pueda definir de manera autónoma, y con previa consulta, qué porcentaje de aportes requiere, dependiendo de sus necesidades. Es decir, hacer un rango en las contribuciones.

Los aportes podrían ir desde 0,1 por mil hasta 0,5 por mil, de acuerdo a los resultados de estudios sectoriales. Por ejemplo, los productores de cueros podrían hacer un aporte parafiscal de 0,2 por mil, si demuestran que es esa la cantidad mínima necesaria para construir y poner a operar su centro de investigaciones tecnológicas.

Esa contribución podría ir creciendo o decreciendo con el tiempo de acuerdo a las necesidades de manera gradual. En otras palabras, si las necesidades crecen, también la contribución o si estas se hacen menores entonces el aporte se reducirá.

El Consejo pedirá que se permita la rotación de los recursos que reciban los fondos creados para centros de desarrollo tecnológico. Es decir, que un empresario pueda pedir una especie de crédito a tasas moderadas para impulsar un nuevo proyecto.

Los industriales colombianos no ven ningún problema en que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) efectúe el recaudo de la contribución, y que esos recursos sean administrados por una firma Fiduciaria.

Cuando el ministro de Desarrollo, Rodrigo Marín, dio a conocer la propuesta, los industriales la rechazaron de inmediato, porque la consideraron un nuevo impuesto.

Después de estudiar a fondo la iniciativa, anunciaron que están dispuestos a cancelar esa contribución. Aseguran que son conscientes de las necesidades que tienen varios sectores productivos de tecnificarse y enfrentar así la competencia, principalmente la que llega del exterior.