Archivo

A SUS ANCHAS:

13 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Más de uno se pregunta por qué la Contraloría o la Personería nunca revelan nada ni se pronuncian acerca de los Concejos nombrados en todas las ciudades, pues que se sepa no hay investigaciones a pesar de las denuncias públicas que se hacen, ni se cuestiona a los concejales por nepotismo, impedimentos o componendas. Lo lógico sería que les hicieran seguimiento haya o no haya anomalías, al fin y al cabo para eso están. Lo que mucha gente no sabe es que al Contralor y al Personero los eligen y nombran los concejales, o sea, son sus patrones. Y pelear con la cuchara es como grave, pues donde comiencen a templar la cuerda se dañan su carrera política o no los reeligen. La culpa es de la ley que así lo establece, pero personeros y contralores deberían decirles a los concejales: lo siento, dura es la ley pero es la ley .