Archivo

REALIZAN EN CALI IMPLANTES CONTRA LA IMPOTENCIA

La impotencia masculina dejó de ser un mito. Muchos de los cerca de millón y medio de colombianos afectados por este mal le están dando la cara y acuden sin vergenza al médico, en busca de una solución científica.

15 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los adelantos científicos han hallado soluciones como los implantes tanto para la impotencia como para la incontinencia, esta última frecuente en personas mayores.

Drogo K. Montague, un científico de Estados Unidos que recorre el mundo, realizó la semana pasada en Cali tres cirugías para el implante de prótesis para aliviar la impotencia y compartió sus conocimientos con los urólogos de esta ciudad.

Según Montague, en Estados Unidos la impotencia masculina representa un 10 por ciento de la población. Eso implica que son diez millones de norteamericanos los afectados, de los cuales de un 15 a un 20 por ciento tienen problemas parciales.

Existen dos tipos de prótesis. Una es un esfínter artificial para corregir las incontinencias de pacientes que no pueden contener la orina y la otra para la impotencia de los hombres.

En los implantes para la impotencia hay dos clases: una llamada semirrígidas que se implantan al paciente, y las inflables, que consisten en balones que actúan sobre los genitales y que el paciente puede manejar para tener rigidez y erección.

Las causas de la impotencia, según Montague, son físicas y sicológicas. Las orgánicas las padecen pacientes de edad avanzada y se deben en primer lugar a la diabetes y en su orden a las enfermedades vasculares, cirugía para cáncer debido a la radioterapia y a las heridas y traumas por accidentes. En Colombia el alcoholismo, el tabaquismo y el consumo de droga tienen gran incidencia, según el urólogo Diego Díaz.

Las sicológicas se deben a la incompatibilidad entre la pareja porque alguna de las partes difiere de la otra. La otra tiene que ver con la manera de tener relaciones y por problemas neuróticos y sicológicos.

En la actualidad no hay dice el médico norteamericano incremento de la impotencia. Lo que pasa es que ya se consulta el problema debido a la información masiva sexual. En Estados Unidos los implantes han beneficiado a unas 250.000 personas y su costo completo incluyendo hospitalización es de 12.000 a 15.000 dólares. En Colombia el valor oscila entre los dos y los cuatro millones de pesos.

Montague, quien labora en la clínica de Cleveland, Ohio, Estados Unidos, ha dejado sus experiencias en varios países.

A Colombia regresará en septiembre. En Barranquilla dictará seminarios sobre dichos implantes y charlas con sus colegas.

En Cali se han realizado tres implantes de esfínteres y tres cirugias para combatir la impotencia.