Archivo

COMARCA CON TRADICIÓN Y CULTURA CAFETERA

El Valle del Cauca tiene importantes hectáreas dedicadas al cultivo del café. Su siembra y recolección es realizada en municipios que siempre han tenido esta vocación por el producto bandera de las exportaciones colombianas.

13 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Por fortuna el valor del grano colombiano en lo que va transcurrido del presente año ha mantenido una cotización por encima de $US1.80, a pesar de la incertidumbre para el gremio y los agricultores por los precios internacionales, y otros problemas como son enfermedades en las plantaciones que ha venido afectando la economía nacional y agrícola del país.

En este último aspecto, al menos en el Valle del Cauca, la broca es un flajelo que tiene azotado a los cafetales a todo lo largo y ancho de la región cafetera, que por la acción eficaz del Comité Departamental de Cafeteros, está controlada, pero el peligro es latente, debido a que mientras no hayan medidas preventivas puede expandirse más.

En los Municipios y sus alrededores, son citados los campesinos por los representantes del Comité, para indicarles y orientarlos acerca de la manera de cómo deben combatir la enfermedad que diezma los cafetos.

Es intenso el movimiento de gentes agricultoras en las sedes del Comité en donde son convocados, y llegan hasta el lugar en los tradicionales jeeps Willis, vehículos muy utilizados los fines de semana para el transporte de los productos agrícolas a los mercados pueblerinos que tienen ocurrencia los viernes, sábados y domingos, dependiendo de las costumbres de sus habitantes Por ejemplo, en Trujillo, uno de los municipios cafeteros del Valle, junto con Sevilla, Caicedonia, y otros más, los días de campo son oportunos para que las gentes tomen no solamente café en las reuniones con los promotores fitoanitarios, mientras ellos les explican a través de películas el temible proceso de la larva brocada y los destrozos que hace en el codiciado grano de café, sino también para concientizarlos sobre la obligación que tiene el agricultor cafetero de montar guardia contra este enemigo natural, que nunca acabarán.

Una importante organización gremial sólida y solidaria tienen los caficultores comenzando por la Federación Nacional de Cafeteros y los Comités Departamentales, cuentan con Fondos Rotatorios Municipales y Departamentales y de Cooperativas de Cafeteros, créditos para los caficultores a unas tasas favorables.

El gerente regional de Bancafé en el Valle del Cauca, Carlos A. Falla Arcila, al tocar el tema cafetero, dijo que, en lo que ha sido esta vocación colombiana , hoy, tiene entendido hace falta café, en parte afectado por la broca.

Opina que nuestro país ha tenido el previlegio de producir el mejor café suave del mundo, y no es partidario que abandonen esta actividad agrícola en aras de buscar otras alternativas o remplazo del cultivo.

Puntualizó Falla Arcila que, a pesar de la mala prensa internacional que ha perjudicado la imagen del país, siempre el café nos dará el respaldo moral como gentes del sector agrícola que somos los colombiano y que nos ha caracterizado a través de uno de los productos de exportación de gran calidad .

Hizo un recuento de lo que ha sido parte de la historia cafetera en algunas zonas vallecaucanas y del eje cafetero, al recordar la herencia deja por vocación por el grano transmitida de generación a generación.

Grupos a nivel de minifundio con porcentajes muy elevados están dedicados a esta tarea tanto en el Valle como en el Quindío, Caldas, Risaralda , también en el Tolima, conformados en toda esta zona por pueblitos cafeteros que parecen haberse quedado en el tiempo con esa tradición y esa cultura .

Hay también grupos de mediana capacidad en el sector; otros grandes y poderosos cultivadores que compiten con la Federación, y en ocasiones exportan más que esa entidad. Es decir, son los comercializadores, los que trillan el café, lo venden y lo exportan.

Falla Arcilla reconoce que el sector cafetero es uno de los que genera gran cantidad de mano de obra que en cualquier otra clase de cultivo, y puntualizó que, situaciones adversas a su productividad, al rendimiento, a las plagas, etc, los afectan mucho.