Archivo

NO SE HA HABLADO DE REVOCATORIA

El ministro de Gobierno, Horacio Serpa Uribe, fue ayer perentorio en advertir que no existe intención alguna de promover una revocatoria del mandato de los congresistas, como algunos de éstos han sugerido.

15 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Aquí no hay nada contra los actuales congresistas. Nadie ha hablado de revocatorias, ese no es el interés del gobierno. Lo que el Gobierno quiere es fortalecer el Congreso, darle una mayor dimensión ante el país , dijo Serpa en diálogo con EL TIEMPO.

El ministro de Gobierno preside la comisión de 15 personas que se instala hoy en la casa Eduardo Santos, localizada en el tradicional barrio La Candelaria en el centro histórico de Bogotá.

La comisión tiene 60 días de plazo para entregar un informe al Presidente en el que se le sugiera qué cambios podría tener la Constitución.

Sí hay límites Serpa, sin embargo, dijo ayer que la comisión tiene unos parámetros que fueron fijados por el Gobierno y que tienen relación con la reforma a los partidos, uno de cuyos capítulos es la reforma al Congreso .

Es probable que los miembros de la comisión decidan dividirse en varias subcomisiones que podrían trabajar asuntos como democratización, financiación, transparencia, regionalización, estatuto de la oposición y reforma de los partidos políticos.

Pero a la comisión ya le surgió competencia, pues los congresistas decidieron conformar una similar para analizar las reformas que, a su juicio, deben introducirse a la Constitución.

Entre algunos integrantes del Congreso no cayó muy bien el hecho de que en el grupo nombrado por el Gobierno haya personas ajenas a las cámaras legislativas.

Audiencias públicas Una de las propuestas que piensa llevar el Gobierno hoy a la comisión consiste en programar audiencias públicas en las que puedan participar sectores políticos, económicos y sociales que no están representados en ella.

Podrían ser invitados, por ejemplo, los miembros del partido Comunista, de la Unión Patriótica, organizaciones no gubernamentales y otras agremiaciones sindicales.

La mecánica de funcionamiento de la comisión será definida hoy luego de la instalación. Puede ocurrir que decidan reunirse dos o tres veces por semana en plenaria y entre tanto trabajar en subcomisiones .

La comisión entregará al Gobierno un texto con lineamientos generales, no un proyecto de reforma constitucional como tal. Este será redactado por el Gobierno y presentado al Congreso, en caso que se decida que ésta es la mejor vía para introducir reformas sustanciales a la Carta política.

El ministro Serpa dijo ayer que hay temas de la Constitución de 1991 que, con seguridad, no serán revisados pues se han constituido en patrimonio de los colombianos. Mencionó, por ejemplo, el capítulo de los derechos y el de la garantía para que se preserven, como es la tutela.

También mencionó el capítulo relacionado con la planificación. Por primera vez, dijo, se presenta en la historia del país un plan de desarrollo para cuatro años y éste es estudiado y aprobado por el Congreso.

El Gobierno considera que uno de los temas centrales de la comisión será el estatuto de la oposición. Este tiene varios aspectos, por ejemplo, derecho de réplica e instituciones que debe tener la oposición (los conservadores dicen que deben ser las de fiscalización: Procuraduría, Contraloría y Fiscalía).

De todas maneras no creo pertinente hablar de contrarreforma. Esta sería muy amplia y no creo que allá se vaya a llegar , dijo Serpa.

La posición de los partidos tradicionales Liberal y Conservador frente a las reformas propuestas ha sido la siguiente: El liberalismo hará una sesión de retiros espirituales durante los días 28 y 29 de mayo en Santa Marta. Será una especie de foro ideológico en el que se definirán sus propuestas de reforma, que apuntarán no sólo a los partidos en general, sino al liberalismo en particular. Es decir, saldrá una iniciativa para reformar sus estatutos.

El conservatismo propuso, por su parte, integrar la comisión del Congreso, que finalmente fue designada el miércoles pasado en la noche. Su tesis es que la reforma no debe ser sólo a los partidos y al Congreso, sino a todo: a la Presidencia, la Vicepresidencia, las Fuerzas Armadas, las reglas de juego con los medios de comunicación, entre otros aspectos.

Quiénes son? Los miembros de la comisión son los presidentes de los partidos Liberal y Conservador, Juan Guillermo Angel y Piedad Córdoba, y Jaime Arias y Omar Yepes, respectivamente; el ex ministro Fernando Cepeda Ulloa; el presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Carlos Arturo Angel; el politólogo Eduardo Pizarro Leongómez; el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (Cut), Orlando Obregón; el rector de la Universidad Nacional, Guillermo Páramo; el decano de ciencia política de la Universidad Javeriana, Javier Sanín; el ex embajador Alberto Casas Santamaría; el presidente de la organización Viva la Ciudadanía, Pedro Santana, y los congresistas Jaime Dussán Calderón, quien tiene ascendencia en el gremio de los educadores, y Yaneth Suárez, representante a la Cámara por el M-19.

En total hay siete congresistas y cuatro representantes de sectores académicos. El único miembro del Gobierno es Horacio Serpa.

El Partido Comunista y la Unión Patriótica protestaron porque fueron excluidos de esa comisión. También lo han hecho sectores indígenas que sí tuvieron participación en la Asamblea Nacional Constituyente.