Archivo

SWISS BANK NEGOCIA LA COMPRA DE WARBURG

En un intento por convertirse en una de las instituciones financieras más poderosas de Europa, Swiss Bank Corp. anunció ayer que negocia la adquisición de los negocios de valores y banca de inversión de S.G. Warburg Group PLC.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La fusión, valorada en unos US$2.340 millones, podría permitir a la nueva entidad involucrarse con mayores posibilidades de éxito en el proceso privatizador de América Latina. Durante años, Warburg ha estado buscando fórmulas que le permitiesen acceder a este mercado para competir con su tradicional rival en el Reino Unido, Kleinwort Benson PLC. Swiss Bank, por su parte, tampoco ha cosechado hasta ahora demasiados éxitos en la región.

Propuesta formal Warburg dijo que estudia la oferta de Swiss Bank, que no incluye una oferta para comprar Mercury Asset Management Group PLC, la gestora de fondos en libras esterlinas de Warburg, que tiene el 75% de Mercury Asset Management.

Warburg, aunque declinó comentar sobre otros posibles interesados, dijo ayer que había recibido una propuesta de Swiss Bank que podría conducir a una combinación de su actividad de banca de inversión con la nuestra .

La oferta de Swiss Bank se presenta en medio de rumores sobre posibles compradores de Warburg que circulan desde hace semanas. Uno de ellos es Smith Barney Inc., la segunda casa de corretaje más grande de EE.UU., según fuentes conocedoras de la situación.

Robert Greenhill, presidente del directorio de Smith Barney, y Sanford Weill, presidente del directorio de Travelers Group, su casa matriz, mantuvieron conversaciones informales sobre la adquisición total o parcial del banco de inversiones británico, indicaron las fuentes. Ambos estuvieron en Londres el lunes y tenían programado cenar con Sir David Scholey, principal ejecutivo de Warburg, para hablar del asunto.

Pero la reunión se fue a pique a última hora cuando comenzaron a difundirse los rumores del interés de Smith Barney en S.G. Warburg, dicen fuentes allegadas.

Un motivo es que, según la ley británica, cuando la Bolsa de Londres pregunta oficialmente sobre posibles negociaciones de fusión o adquisición, la empresa cuestionada tiene obligación de publicar dicha información.

Es mucho mejor estar en posición de decir no, no hemos hablado oficialmente si no hay un negocio concreto , dijo una fuente cercana a Smith Barney. Desde la perspectiva de Warburg, si conversan con Smith Barney y no se concreta el negocio, el riesgo es que podrían perder mucha gente .

No obstante, estas personas dicen que Smith Barney todavía está interesada en una posible fusión con Warburg en caso de que las negociaciones con Swiss Bank no den fruto. Ayer, antes de irse de Londres, Weill se reunió con Sir David Scholey, indicaron las fuentes mencionadas.

Los representantes de Travelers y Smith Barney declinaron comentar al respecto, al igual que la portavoz de Warburg.

La oferta de Swiss Bank se produce seis meses después que se interrumpieran las negociaciones entre Warburg y Morgan Stanley Group Inc., cuando la división de gestión de activos de Warburg rechazó los términos de la adquisición, valorada en US$2.340 millones.

El colapso de las conversaciones desató una ola de renuncias en Warburg, que incluyeron a Lord Cairns, su principal ejecutivo.

Ayer continuaron las deserciones. David Haysey, de 38 años, director de mercados de capitales europeos; Joe Hall, de 36, director de venta de capitales europeos; Miko Giedroyc, 35, director de investigación de capitales europeos, y Ian Wace, de 32 años, director de negociación de capitales europeos por cuenta de la empresa, abandonaron el barco para irse a Morgan Grenfell & Co. en puestos similares.

Se espera que los cuatro atraigan a muchos de los corredores y vendedores que trabajaban bajo su mando en Warburg.

Expansión internacional Warburg, a pesar de su fortaleza en Europa, ha luchado con poco éxito por hacerse de un lugar en otros continentes. La compra por parte de Swiss Bank sería una bendición para Warburg. Le daría un gran apoyo de capital para reforzar su cuenta de resultados, que está subfinanciada en forma crónica, y le aportaría experiencia en el creciente negocio del corretaje de derivados y la ingeniería financiera.

Swiss Bank _producto de su adquisición hace tres años de O Connor Associates, firma con sede en Chicago especializada en productos financieros esotéricos_ es un líder en el negocio de derivados. Warburg actualmente es un barco que navega por aguas turbulentas , dijo Johnny de la Hay, analista de Societe General Strauss Turnbull Securities Ltd., en Londres. Si pueden conseguir más efectivo y más capital bien podrían dejar atrás todos sus problemas y seguir adelante .

Para Swiss Bank, la compra de Warburg le ayudaría a fortalecer su posición en el mundo de las finanzas mundiales. Una fusión reforzaría su posición relativamente débil en la suscripción de capitales internacionales, como también en el terreno de fusión y adquisición y privatización.