Archivo

LAS ALIANZAS ENTRE LAS AEROLÍNEAS AUMENTAN LAS GANANCIAS Y EL TRÁFICO

Las alianzas entre las aerolíneas de Estados Unidos con otras de terceros países parecen generar un incremento en las ganancias y en el volumen de tráfico, pero sus efectos a largo plazo sobre las tarifas y la competitividad son imprevisibles, concluye un estudio que publicará hoy la Oficina de Fiscalización General de Estados Unidos (GAO).

05 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los acuerdos entre aerolíneas de distintos países, un fenómeno relativamente nuevo, son el resultado del dinámico crecimiento del tráfico internacional. Así, por ejemplo, entre 1987 y 1993 el número de pasajeros que viajó fuera de EE.UU. aumentó un 47%, mientras que el tráfico dentro del país sólo aumentó en un 6%, según se recoge en el informe.

Dado que el acceso a los mercados internacionales a menudo está limitado por tratados aéreos restrictivos y por los enormes costos de establecer sus propios vuelos, muchas aerolíneas de EE.UU. han decidido formar alianzas con otras compañías extranjeras.

Asimismo, transportistas de otros países del mundo se han unido a aerolíneas estadounidenses para obtener un mayor acceso al gran mercado aéreo de EE.UU.

Tráfico latinoamericano Así, las compañías latinoamericanas tienen numerosas alianzas con aerolíneas de EE.UU. El Departamento de Transportes de EE.UU. ha autorizado convenios entre Aeroméxico y tres transportistas estadounidenses. Lan Chile trabaja con Carnival Airlines, Transbrasil lo hace con United Airlines y Mexicana con USAir.

Delta Air Lines y Varig tienen un convenio según el cual la aerolínea brasileña vuela a Atlanta desde Río de Janeiro y Sao Paulo. En ambos casos, el código de vuelo está compartido por ambas aerolíneas.

Pero este tipo de alianzas tienen un fuerte atractivo no sólo en América. Ayer se anunció que Swissiar tiene previsto adquirir una participación mayoritaria en la aerolínea belga Sabena. La operación está valorada en unos US$370 millones.

En muchos casos, las aerolíneas comparten el código , es decir, promocionan y venden un vuelo como si fuera suyo cuando de hecho lo opera su aerolínea asociada, indica el estudio de la GAO. Por ejemplo, Northwest Airlines promociona y vende vuelos entre Amsterdam y 30 ciudades europeas y del Oriente Medio que en realidad son rutas operadas por KLM Royal Dutch Airlines. A su vez, KLM puede vender vuelos de Northwest a 88 ciudades de EE.UU. con conexión en Minneapolis, Boston y Detroit, como si fueran suyos.

Estos convenios requieren la autorización del gobierno de EE.UU. Desde 1987, se han aprobado 61 alianzas que comprenden casi 150 convenios de código compartido entre cientos de ciudades. Sólo se rechazó una propuesta, según el GAO, y agrega que en general, el Departamento de Transportes ha autorizado y vuelto a autorizar los convenios de código compartido sin demasiado análisis .

El GAO indica que los consumidores parecen beneficiarse de estos acuerdos ya que los períodos de espera entre conexiones a menudo son más cortos, sólo tienen que registrarse una vez y a veces tienen más opciones para llegar a destino. El estudio menciona que el Departamento de Transportes de EE.UU. cree que la competencia entre alianzas y otras aerolíneas reduce las tarifas y estimula el tráfico. Pero el GAO señala que sin más información es imposible verificar esa aseveración.

El informe del GAO, órgano investigativo del Congreso de EE.UU., critica al Departamento de Transportes por no recopilar suficiente información de las aerolíneas que permita un análisis exhaustivo del efecto que tiene la proliferación de alianzas sobre la libre competencia y el sector de las aerolíneas de EE.UU.

El estudio, ordenado por la Comisión de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado, recomienda que el gobierno comience a recabar información completa y precisa sobre el tráfico de pasajeros desde y hacia EE.UU. en vuelos de aerolíneas asociadas.

Sin esa información, la nueva Oficina de Aviación y Economía Internacional del Departamento de Transportes no puede rastrear efectivamente el efecto de una alianza sobre el flujo de tráfico y las tarifas , expresa el informe.

El GAO también recomienda que el gobierno examine si la inmunidad a las leyes antimonopólicas de EE.UU., que hasta ahora sólo se ha extendido a una asociación, podría ponerse a disposición de otras alianzas entre aerolíneas de países que acepten dar un mayor acceso a los transportistas de EE.UU. Un portavoz del Departamento de Transportes informó ayer que la entidad no podía comentar sobre el informe porque no lo había recibido.