Archivo

LOS MUNICIPIOS NECESITAN UNA REFORMA TRIBUTARIA

Ante la grave crisis financiera que afrontan algunos municipios y departamentos colombianos, el Gobierno prepara una reforma fiscal que les permita mejorar los recaudos de impuestos.

15 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El director del Departamento Nacional de Planeación, José Antonio Ocampo señaló que es esencial hacer reformas tributarias profundas, especialmente en los departamentos que son los que están en una peor situación económica.

Para el Gobierno, una de las causas de la crisis es el despilfarro de los recursos que han hecho muchos alcaldes y gobernadores, ya que las transferencias a las regiones son cada día más crecientes.

Por ello se necesita, aparte de una reestructuración fiscal, un estricto control al proceso de descentralización administrativa y la ayuda del Gobierno en materia de anticipo de regalías o la reestructuración de deudas.

Ocampo, en entrevista con EL TIEMPO, indicó que el Plan de Desarrollo está financiado y que hay confianza en la vinculación del sector privado con los programas de infraestructura.

Qué viene después de la aprobación del salto social? Estamos terminando de elaborar todo el Plan de Desarrollo mediante documentos que son aprobados por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes). Más del 80 por ciento del programa se ha trabajado con estos documentos y en las próximas semanas llevaremos los sectores pendientes por reglamentar entre los que se encuentran los planes para la niñez, la educación superior, inversiones en el agro, la descentralización, la tercera edad, puertos pequeños, minería, desarrollo urbano y cultura.

Además, vamos a establecer un sistema de seguimiento del Salto Social para lograr que todas las metas se cumplan .

El Gobierno ha sido cuestionado por el excesivo gasto público. Inclusive, la Universidad Nacional reveló que el gasto al finalizar el Gobierno será del 42 por ciento del PIB, más alto que el del Gobierno Gaviria.

No es cierto que vayamos a gastar un porcentaje tan elevado como se afirma. Claro que tenemos que realizar obras y hacer mayores inversiones en infraestructura, en el campo social, en ciencia y tecnología y medio ambiente. No estamos escogiendo entre más o menos gasto público, estamos escogiendo entre más inversión en áreas estratégicas del desarrollo del país.

Gran parte de los ingresos de la Nación son para las transferencias a los departamentos y municipios. No hay temor de que se derrochen los recursos? Es necesario hacer un control más drástico y evitar el endeudamiento desmedido o encubierto de las regiones. Por ello, se requiere que los departamentos y los municipios tengan mayores ingresos propios. Es necesario hacer una reestructuración total a nivel fiscal. El Gobierno está preparando un proyecto de ley que actualiza y modifica los impuestos de las regiones, que podría ser presentado en el segundo semestre de este año. Es absolutamente esencial hacer reformas tributarias profundas especialmente en los departamentos, que son los que están afrontando las mayores crisis financieras.

De qué manera el Gobierno ayudará a las regiones que estén en mala situación económica? Hay que aclarar que el problema de muchos municipios y departamentos fueron los malos manejos financieros de los alcaldes y gobernadores y que la crisis municipal no tiene nada que ver con las transferencias porque estas cada día son más crecientes.

Al Gobierno le preocupa muchísimo el tema de la descentralización y la eficiencia del gasto en las regiones, por eso le vamos a dedicar todas las energías.

El Ejecutivo está ayudando a los municipios y departamentos a través de diferentes mecanismos como la reestructuración de deudas. Además, estamos analizando algunos casos para adelantar el pago de regalías y en casos excepcionales se estudiarían créditos de la nación a los municipios.

El Gobierno no ha pensado modificar la ley de recursos y competencias, que establece mayores transferencias para los municipios? La ley de recursos y competencias contiene mecanismos para autoreformarse. El Gobierno podría proponer modificaciones pero estas implicarían una reforma constitucional.

Aún quedan incertidumbres sobre la financiación del Salto Social. Están garantizados los recursos, especialmente la participación del sector privado.

El Gobierno está confiado en la vinculación del sector privado en todos los proyectos de infraestructura . Hay un gran interés en el sector petrolero. Las inversiones para completar el desarrollo total de Cusiana superarán los 1.500 millones de dólares. Además, hay interés en el sector eléctrico, en las privatizaciones de termoeléctricas, en telecomunicaciones, en concesiones de televisión y de larga distancia nacional.

A ello se suma el programa vial ya que muchas obras se ejecutarán mediante el sistema de concesión. En la lista están la segunda pista del aeropuerto Eldorado, la Carretera central del eje cafetero y otros planes viales.

Esperamos que el Congreso nos apruebe las normas tributarias para acabar de completar la financiación del Plan de Desarrollo.

Recientemente se conoció un pronunciamiento en el sentido de que los recursos de la telefonía celular tendrían que ir a los municipios. Qué piensa el Gobierno de ello? Hay un concepto del Contralor General de la República sobre el tema. El Gobierno considera que los recursos de la telefonía celular no son ingresos corrientes de la nación y que por lo tanto no son objeto de participaciones municipales, ni de situado fiscal, pero este es un tema que está en manos de las cortes y serán los magistrados los que determinen qué dicen las normas legales.

El Gobierno en todo caso se acogerá a cualquier decisión. Sin embargo, es obvio que algo que se recibe por primera vez no puede ser ingreso corriente.

Hay mucha preocupación por las altas tasas de interés y por la poca efectividad de las recientes medidas para bajarlas. Usted qué opina? El aumento en las tasas de interés es el tema más preocupante de la economía colombiana en los actuales momentos. Por eso espero que la junta directiva del Banco de la República reexamine la modificación de los encajes y adopte las medidas que crea conveniente para bajarlas, ya que en el Gobierno hay un consenso general sobre los perjuicios del alto costo del crédito especialmente para la inversión.