Archivo

CÓMO Y PORQUE CUIDAR LAS ENCÍAS

Aunque Carietón es el más conocido, no es el único enemigo de sus dientes. Existen otra serie de problemas que pueden tumbarlos, a pesar de que usted tenga una muy buena higiene dental.

14 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Estas enfermedades, que afectan las encías y los huesos, son causadas por algunas bacterias que, después de ingresar a la boca, se depositan en el cuello de los dientes y empiezan a afectar seriamente los tejidos que los soportan (encías y los huesos).

Según Gustavo Barrios, odontólogo y periodoncista, después de que estas colonias de bacterias se depositan en sus dientes, el cuerpo reacciona inflamando la encía (gingivitis). Cuando este proceso sigue, y no hay ningún tratamiento, se destruye el hueso que sostiene el diente (periodontitis) y se produce su desprendimiento.

Los síntomas más claros para detectar este problema son hemorragias o sangrado de las encías aún durante el cepillado, mal aliento y, en los casos más avanzados, movilidad de los dientes , dice Barrios.

El tratamiento consiste en la eliminación directa de estos cuerpos extraños en las encías, tales como la placa bacteriana y el sarro.

Generalmente, la encía es levantada, previa anestesia, para visualizar el problema (conocido como colgajo), y se limpia el diente con instrumental apropiado. Después, la encía se vuelve a poner en su sitio y se sutura.

Cuando la mala higiene conduce a estos problemas, el tratamiento se encamina a quitar los elementos extraños e instruir al paciente para que haga un correcto cepillado, use apropiadamente la seda dental, y limpie la superficie de los dientes con bicarbonato.

Cuando la peridontitis es muy avanzada, lo mejor es proteger al paciente con antibióticos y enjuagues bucales antisépticos durante el tiempo que dure el tratamiento.

El cepillado no basta Desafortunadamente, un grupo importante de personas sufre de estas enfermedades en las encías debido a factores genéticos. Es decir que el paciente hereda el receptor que facilita la introducción de las bacterias en el cuello del diente , dice Barrios.

Este componente genético es una especie de tomacorriente, en el que encaja perfectamente la bacteria y encuentra el ambiente preciso para desarrollarse.

La forma en la que el organismo trata de defenderse de este problema es expulsando el diente, en un proceso que puede durar más de 20 años. Esta pérdida se puede prevenir, siempre y cuando se detecte el problema a tiempo y se hagan limpiezas cada tres meses.

Barrios dice que es muy importante que las personas empiecen desde muy temprana edad a visitar periódicamente al odontólogo y que adquieran conciencia de la necesidad de mantener una buena higiene dental.

Qué hacer para conservar las muelas - Lleve a sus hijos desde temprana edad al adontólogo para prevenir caries y educarlos en el cuidado de los dientes.

Cuando esto se hace, lo más probable es que los niños lleguen a edad adulta con cero caries y cero problemas de encías.

- Pídale a su odontólogo que le enseñe el correcto cepillado y uso de la seda dental.

- Aplique, con una gasa, bicarbonato de sodio en las superficies de los dientes después de cepillarse. Los dientes, como si se trataran de piezas de cobre o de mental, sufren por el ambiente y les pueden aparecer placa bacteriana y sarro.

Al aplicar el bicarbonato, el diente se limpia, como si se tratara de un brilla-metal y se protege al crear un ambiente que no es propicio para la adhesión de las bacterias.

- Vaya donde el odontólogo cada tres meses para que limpie las encías y pula las coronas de los dientes.

- Al prevenir las caries, se evita que los dientes sufran daños involuntariamente causados por los odontólogos al tratar de quitarlas, como los tratamientos de conducto, rompimiento del diente o la pérdida del mismo. En medicina se da el nombre de iatrogenia al daño que el profesional causa al tratar de controlar una patología presente en el paciente.

- Lleve suavemente la seda dental debajo de la encía para retirar la placa bacteriana.

- No todos los cepillos son iguales, incluso existen modelos para limpiar los espacios interdentales. Pídale a su odontólogo que lo guíe para escoger el mejor.

- No pierda tiempo valioso. Apenas sienta molestias en las encías acuda donde el especialista.

(Ver gráfico informativo de los dientes)