Archivo

INSTRUCCIONES PARA SER MADRASTRA

De acuerdo con un grupo de sicólogos y siquiatras consultados, para ser una buena madrastra lo último que debe hacerse es tratar de sustituir a la verdadera madre porque, como dice el dicho, madre no hay sino una . Por eso, no debe esperarse amor instantáneo. Comenzar una nueva relación implica conocerse poco a poco y eso toma tiempo.

14 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La madrastra debe ofrecer su cariño y hacer sentir a sus nuevos hijos que está allí para ayudarlos, no para imponerles.

Es preferible que la madrastra conozca previamente a los hijos de su novio, en una atmósfera que no les resulte amenazante; que vaya con ellos a paseos y actividades que les permitan conversar y conocerse.

Por temor a contrariar a su esposo, no debe malcriarse a los hijastros accediendo a todos sus caprichos. Luego no habrá cómo manejarlos.

La nueva familia puede crear sus propias pautas y normas, aunque estas no sean iguales a las de las otras casas.

La madrastra debe exigir respeto y ejercer su autoridad, aunque en algunos casos es preferible que delegue en el padre la decisión de castigar.

No es aconsejable que habiten la casa de él o de ella sino que deben ubicarse en un lugar neutral, que no esté inundado por la presencia de otra persona.