Archivo

COMISIÓN ÉLITE PARA ESCARBAR CUENTAS BANCARIAS

El sistema financiero, hasta ahora una inescrutable maraña de transacciones, será finalmente un libro abierto. Pero sólo para una élite integrada por los más altos organismos del Estado.

14 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El ministro de Justicia, Néstor Humberto Martínez Neira entregó al presidente Ernesto Samper el decreto que crea el Comité coordinador de la estrategia estatal contra el lavado de activos, es decir contra las tácticas de legalización de dineros mal habidos.

El cuerpo élite estará integrado por el Ministerio de Justicia, la Fiscalía General de la Nación, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, las Superintendencias Bancaria y de Valores y el Banco de la República. Su misión será escarbar en busca de las transacciones ilícitas.

Cuáles son las claves? Una, el acceso a la información bancaria. La otra, el cruce de datos entre la Superbancaria y el Emisor.

El vicefiscal Adolfo Salamanca suscribirá en dos semanas un convenio con la Asociación Bancaria para otorgar garantías a los banqueros del sector privado con el fin de que puedan hacer, con confianza, sus denuncias sobre transacciones sospechosos.

En Colombia dijo el ministro de Justicia, Néstor Humberto Martínez los bancos tienen que ofrecer información, pero lo cierto es que hasta hace dos semanas no la entregaban .

La caza de las fortunas de los narcotraficantes, que hasta ahora ha llevado a la Fiscalía a congelar 26 cuentas, empieza a arrojar resultados. La Fiscalía General y el Bloque han interceptado comunicaciones en que se evidencia la urgencia de los narcos por trasladar sus dineros de diferentes frentes de sus inversiones y, además, en donde se pone de presente la forma en que algunos testaferros han empezado a huir.

Pero a la par con avances como estos, también hay retrocesos. Quien denunció en el principal proceso contra Phanor Arizabaleta, investigado como una de las cabezas del narcotráfico en el Valle, acaba de enviar una carta a la Fiscalía en la que, prácticamente, desiste de los cargos y desvirtúa las pruebas que él mismo aportó en el pasado.