Archivo

LA COBERTURA TIENE EN CRISIS AL SEGURO SOCIAL

La cobertura familiar que tiene por obligación asumir el Instituto de los Seguros Sociales tiene en crisis a la institución en Risaralda, porque este no tiene la infraestructura y el personal suficiente para atender la creciente demanda que se ha generado en la institución durante los últimos meses.

13 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Sonia Vargas, gerente regional de la entidad, dijo, en un foro realizado con los empresarios del departamento, que la institución viene operando con un déficit de seis mil millones de pesos.

Estamos gestionando los recursos ante las directivas nacionales para que estos sean desembolsados y continuar con la atención al afiliado , dijo.

Advirtió que de los nueve mil millones de pesos que requiere la institución para funcionar el presente año el Gobierno Nacional destinó solo tres mil millones, aduciendo los recortes al pacto social.

Reconoció que el Seguro no tiene en Risaralda la suficiente infraestructura para atender los nuevos 25 mil afiliados registrados en lo que va del 95, como fruto de la nueva atención que debe prestarse a los familiares de los afiliados.

El aumento desmedido de pacientes ha originado una gran congestión en el servicio de urgencias, que se refleja en las grandes filas que se observan en la Clínica Pío XII. Pese a este situación, los servicios a los afiliados no han sido vulnerados y la atención, aunque demorada, se presta con normalidad.

Vargas reconoció que se han presentado dificultades con la contratación de médicos, especialmente de algunos especialistas, quienes suspendieron los servicio al Seguro; que tienen problemas con los pagos y con los contratos que son a seis meses que se convierten en un calvario por el sinnúmero de requisitos que se deben llenar a la hora de tramitarlos.