Archivo

TERMINÓ LA VEDA DE CARNE

Después de 20 días de carencia absoluta de carne en el mercado de Bucaramanga, el alcalde de esta capital acordó un nuevo precio para el producto, el cual fue respaldado por los ministerios de Desarrollo y Agricultura, organismos que intermediaron en la solución del conflicto.

13 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El acuerdo entre los ganaderos, los surtidores mayoristas y la administración local contempla un alza del 17,82 por ciento ponderado para el presente año y a partir de la fecha se establece un precio de l.600 pesos para la libra de carne de primera. El costo del producto antes de empezar el conflicto era de l.450 pesos.

El alcalde Carlos Ibáñez Muñoz, quien inicialmente se opuso a un alza en el precio de este alimento, dijo también que el acuerdo logrado con los ganaderos y surtidores establece costos diferenciales para la carne de segunda el cual será de l.200, de tercera a l.100 y arroba en canal a 24 mil pesos.

Las nuevas tarifas fueron respaldadas también por el defensor del Pueblo, Luis Eduardo Agón; el procurador Provincial, Yesid García; el personero municipal, Nelson Mantilla y el representante de la liga de consumidores, Hugo Abelardo Higuera.

De otra parte, un movimiento similar al ocurrido en la capital santandereana se presentó ayer en el puerto petrolero de Barrancabermeja, donde los peseros se negaron a vender el producto.

La Asociación de Expendedores de Carne (Asocarba) exigen al gobierno municipal un aumento del 18 por ciento en el precio de la carne.

La próxima semana se realizará una reunión entre los expendedores de carne y las autoridades locales, con el fin de acordar una solución al problema que se presenta señalaron voceros del gremio.