Archivo

UN BRINDIS CON PIMMS

El 8 de diciembre de 1973 se inauguró en Bogotá el primer café-restaurante al estilo europeo, sobre la carrera 15 con calle 82. Sus socios, Enrique Rojas y Catherine Dallmer, lo llamaron Pimms, en honor a un licor inglés a base de ginebra, también poco conocido en nuestro medio.

14 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Ahora, 22 años después, continúa funcionando en el mismo lugar, rodeado por otros restaurantes similares y con tres diferentes sedes expandidas por la ciudad.

Su éxito se debe según su propietario Enrique Rojas, un gourmet a todo dar, en que se especializa en un tipo de comida sencilla europea; comida casera para todos los gustos.

El segundo Pimms se inauguró hace 10 años en otro sector de la ciudad, donde no existían hasta ese entonces restaurantes parecidos. Estaba ubicado aledaño a la Galería Garcés Velásquez, en la calle 27 con carrera 5, donde en esa época era inusual encontrar un lugar dónde comer.

Ahí estuvo 10 años con una clientela que incluía artistas, pintores y residentes del sector.

El tercer restaurante se creo en marzo del año pasado en el Centro Bavaria, un lugar nuevo en el corazón del Centro internacional.

Allí funciona el mismo tipo de comida y servicio, pero le han adaptado un menú diario diferente, con comida rápida pero manteniendo el sabor casero y un plato del día que varía en el transcurso de la semana.

La cocina corre por cuenta de Patricia, quien considera que sus platos estrella son la sopa de cebolla, el goulash, el pavo en salsa de vino y el steak criollo.