Archivo

LOS CLIPS DEL POP CRIOLLO

El video clip comenzó siendo un artículo de promoción para la música pop. En sus comienzos. finales de los años setenta y comienzos de los de años ochenta, no tenían otro valor que el de impulsar las ventas de un disco.

14 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Con el tiempo estas pequeñas obras maestras de cuatro y cinco minutos adquirieron vida propia y la creación del canal de videos MTV los convirtió en un producto necesario en la carrera de cualquier cantante.

Hasta mediados de los años ochenta la industria del disco continuaba pensando en MTV como un buen mecanismo de propaganda para sus artistas. Pero la irreverencia y creatividad de sus jóvenes directores demostraron que el video clip podría ser un género artístico nuevo.

Hoy por hoy, cuando la tecnología tiende a integrarse en un solo medio -el multimedia- el video clip es una forma de expresión absolutamente consolidada y con vida propia. Con la música el video establece una relación de sinergía. Primero está la canción y luego viene el video. El segundo ayuda a impulsar en el mercado una canción pero funciona como producto independiente.

Con la introducción del CD-Room ya hay compositores que empiezan a pensar con mentalidad de multimedia en vista de que el soporte es el mismo: el disco compacto. Por ejemplo, el último disco de Mike Oldfield, inspirado en textos del escritor de ciencia ficción Arthur Clark, se puede conectar a un computador con CD-Room y obtener una gama de imágenes que interactúan con la música.

En Colombia este proceso ha sido muy lento, entre otras razones porque el mercado de la música pop criollo es muy pequeño. Esa mentalidad está cambiando y los ejecutivos de las casas disqueras están fijando su atención en una generación de músicos y compositores que, consideran, tienen una buena proyección internacional. Entre ellos se encuentran Sony Music, Factory Records, Codiscos y BMG.

Colombia está de moda y por eso queremos sacar adelante la carrera de Poligamia, José Gaviria, Shakira y Marcelo Cezán , dice Alvaro Farfán, director artístico de Sony Music.

Pero estos propósitos van de la mano con la producción del respectivo video clip y el lanzamiento conjunto de estos cuatro artistas permitió descubrir que Colombia comienza a incursionar de manera consistente en el lenguaje del video clip. Los videos promocionales de Poligamia, Gaviria, Shakira y Cezán fueron trabajados con todas las exigencias de calidad del mercado internacional, el objetivo es lograr incluirlos en la programación del MTV Latino. A esos productos se suma el video de Bolero Falaz, de los Aterciopelados y La fiebre de marzo de Estados Alterados. Seis trabajos que permanentemente circulan por la televisión colombiana y que fueron lanzados en menos de dos meses. Es la primera oleada importante.

Hasta este año los video clip colombianos tenían una historia más bien breve y accidentada. Los grupos de rock tenían que asumir los costos de la producción de sus videos. No había presupuesto. Así se hicieron los videos de grupos como Le Kafage, Catedral y los primeros de Estados Alterados y Compañía Ilimitada. Algunos de estos lograron entrar en la programación de MTV como el Velo de Estados Alterados y Como decirte de Compañía Ilimitada pero fueron esfuerzos aislados.

Los creadores Son pues muy pocos los directores de videos en Colombia, el más importante de todos es Simón Brand, quien tiene entre sus logros una nominación al Grammy por su trabajo para el grupo chileno La Ley. Brand, 26 años, se encuentra radicado en Miami, donde tiene su propia empresa Kr8 de producción audiovisual.

El video clip es la libertad de hacer lo que uno se le dé la gana. Se puede utilizar un lenguaje abstracto. Cada quien interpreta lo que representa la canción. Se tiene toda la libertada para editar el material. Es una representación visual de las imágenes que da la música , asegura Brand.

José Luis Rugeles de la productora Rayuela, realizadores de los videos de Poligamia y Aterciopelados considera que: el video clip ofrece todas las posibilidades de expresión. No cuenta historia lineales y le permite a uno experimentar. Entre más loca parezca una imagen mucho mejor. Por con los Aterciopelados y Poligamia nos le medimos a la animación .

A ellos se suman los trabajos de Jorge Enrique Abello, Mauricio Madrid, Jorge Gaitán y Oscar Azula, entre otros. Todos ellos realizan su trabajo con las uñas y han llegado al video clip desde otras áreas, especialmente la publicidad y la televisión. No hay escuelas que enseñen la técnica, el único requisito es tener la imaginación despierta y un buen presupuestos. El promedio para un video de estos oscila entre 15 y 20 millones de pesos, para una producción que dura apenas cuatro o cinco minutos.

En la música pop y rock la clave del éxito está, además de la calidad, en la libertad. La confianza absoluta en el talento ha dado hasta el momento muy buenos resultados. Farfán, de Sony, lo saber. En este momento hay un profundo respeto por la música joven. Hay que tenerles fe y dejarlos hacer las cosas. Todos estos productos, con excepción del primer video de Cezán fueron realizados por colombianos .

Sin embargo, en Colombia todavía estamos en la etapa de los videos como artículo de promoción. Es un artículo que nos permite desarrollar un temo o una producción. Una carta de presentación de un artista. Nos permite aprovechar la ventana de la televisión concluye Farfán.

Pero eso es solamente una parte del procesos porque la capacidad comunicativa del video clip ya pasó a la publicidad y casi todos los comerciales están pensados en función de esta técnica. Además. los videos son en este momento las divisiones inferiores del cine y de allí han surgido personajes como Philip Joanue y Alex Proyas, directores de cintas como El cuervo y Deseo y decepción.