Archivo

COCALEROS PROMETEN ERRADICACIÓN

Campesinos productores de coca de la región del Chapare, subtrópico central boliviano, se comprometieron a erradicar voluntariamente 1.750 hectáreas de sus cultivos hasta el 30 de junio próximo, fecha en la cual vence un plazo otorgado por el gobierno de Estados Unidos, se informó ayer viernes en La Paz.

13 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Luego de una asamblea reunida el jueves en la localidad de Chimoré (Chapare), donde participaron cerca de un millar de sindicalistas, el máximo dirigente de los cocaleros, Evo Morales, manifestó que la erradicación no la estamos haciendo para ayudar al gobierno a que cumpla sus compromisos con Washington, sino para salvar al país .

En marzo pasado, el Congreso y gobierno estadounidenses advirtieron a Bolivia que si hasta finales de junio no se erradican al menos 1.750 hectáreas de cultivos, aplicarán sanciones económicas y vetarán todo trámite referido a la concesión de créditos provenientes de organismos internacionales.

Evo Morales, que obtuvo su libertad horas antes de la asamblea, manifestó la decisión de llevar adelante la erradicación planteada por el gobierno, cuya meta para fin de año alcanza las 5.400 hectáreas.

El dirigente había sido detenido el pasado 18 de abril por una patrulla de la Fuerza Naval boliviana bajo cargos de sedición, cuando asistía a una reunión de dirigentes cocaleros de países andinos que se efectuaba en la localidad de Copacabana, fronteriza con Perú y a orillas del lago Titicaca.

Horas más tarde, el gobierno dictó el Estado de Sitio, medida de excepción que aún persiste y es cuestionada por todos los sectores laborales del país, incluidos los cocaleros.

Durante la asamblea, Morales manifestó que los cocaleros estamos demostrando con hechos nuestra voluntad de solución a este problema, por lo que ahora le toca al gobierno cumplir con los programas de desarrollo agrícola alternativo al cultivo de las coca, levantar el Estado de Sitio y restituir las garantías constitucionales a todos los dirigentes sindicales .

La madurez campesina se refleja en la voluntad de erradicar voluntariamente, sin presiones ni agresiones de los políticos y fuerzas represivas , manifestó el dirigente que en agosto del año pasado encabezó una marcha que llegó a La Paz desde el Chapare , tras una sacrificada caminata realizada por unos 4.000 cocaleros durante quince días.

La reunión determinó que la erradicación deberá marchar paralela a las negociaciones que mantengan sus dirigentes en procura de lograr una solución definitiva al problema de la coca, cuyo cultivo en el Chapare está prohibido por la Ley de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, más conocida como Ley 1008.