Archivo

NO SÓLO SE VOTARÁ PARA PRESIDENTE

El 81,1 por ciento de los cargos electivos de Argentina se renovará en los comicios generales que tendrán lugar el domingo, en los que 22.142.907 de personas están habilitadas para votar.

13 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La presidencia y la vicepresidencia de la República, 130 diputados (la mitad de la Cámara) y 14 gobernaciones provinciales estarán en juego en las terceras elecciones generales consecutivas que se efectúan en los últimos 60 años en Argentina, un país que ha sufrido frecuentes incursiones militares en el poder político.

Se elegirá también el 68 por ciento de los legisladores provinciales, la casi totalidad de los intendentes (alcaldes) y el 75 por ciento de los concejales.

En total se renovarán 13.378 cargos de los 16.507 que existen en las diferentes administraciones del país.

El Partido Justicialista (PJ, peronista) deberá renovar 62 diputados de los 122 que tiene actualmente, y la Unión Cívica Radical (UCR) pondrá en juego 43 de los 83 escaños que posee.

Otras quince agrupaciones políticas aportarán los 25 puestos restantes para renovar los 130 diputados de la Cámara.

La segunda mitad de la Cámara de Diputados irá a elección en 1997.

En general, se acepta que el Partido Justicialista, que presenta a la reelección al actual presidente de la República, Carlos Menem, renovará e incluso incrementará su participación en la Cámara de Diputados, pero se da casi por seguro que la UCR del ex presidente Raúl Alfonsín, perderá escaños. Su candidato presidencial, Horacio Massaccesi, aparece relegado al tercer lugar en las encuestas.

La gran expectativa se centra en saber cuantos escaños alcanzará la coalición centro izquierdista Frente del País Solidario (Frepaso), cuyo candidato presidencial, José Bordón es segundo en las encuestas.