Archivo

LAS ENFERMERAS

Hoy se festeja el Día de la Enfermera. Fecha destinada a exaltar el trabajo de estas benefactoras de la sociedad. Sin embargo, en esta oportunidad la celebración, por circunstancias bien conocidas, se realiza en medio de un injusto ambiente de hostilidad.

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Por esa costumbre errónea de generalizar, están siendo señaladas y prejuzgadas. Se les está creando un mal ambiente, equivocado, lo que constituye una verdadera iniquidad. Porque ellas, al lado de los médicos, cumplen una tarea profesional no sólo digna, sino muchas veces casi que maternal. Quién, en su corta o larga vida, no ha recibido atención de una enfermera? Quién no guarda una íntima gratitud hacia una de ellas porque le ofreció un calmante oportuno, le expresó unas palabras de aliento y de esperanza? Y muchas veces, porque por su llamado oportuno a los médicos o sus auxilios de primera mano, le salvaron la vida? De manera que las enfermeras lo que merecen son expresiones de gratitud y un reconocimiento por su nobilísima tarea, por cierto muy difícil. Hay que apoyarlas y respetarlas, porque tienen sobrados méritos.