Archivo

TRAVESURA DE REGGIE MILLER

El base Reggie Miller anotó 26 puntos, incluidos los dos que le dieron en la prórroga el triunfo a los Pacers de Indiana por 97-95 frente a los Knicks de New York, en el tercer partido de la eliminatoria de la semifinal de la Federación Este de la Liga Profesional de Baloncesto de EE.UU. (NBA).

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La canasta de Miller evitó la reacción furiosa de los Knicks, que después de ir por debajo en el marcador 96-90 estuvieron a punto de repetir a la inversa la hazaña que los Pacers lograron en el Madison Square Garden, cuando con 16 segundos para finalizar el partido superaron una desventaja de seis puntos y ganaron.

Pero no sucedió así, e inclusive los Knicks durante todo el tiempo reglamentario fueron por delante en el marcador y solo en los últimos minutos del partido permitieron que los Pacers lograran el empate a 88-88 y forzaran la prórroga.

Los Pacers tomaron la ventaja de 2-1 en la eliminatoria al mejor de siete y tendrán la oportunidad de incrementarla si ganan el cuarto que se disputará mañana en el mismo escenario del Market Square Arena.

Miller, al margen de ser el jugador más productivo de la ofensiva de los Pacers, también registró 11 rebotes, su mejor marca en la fase final del campeonato de la NBA, y el pivote holandés Rik Smits aportó 21 puntos y nueve rebotes para los Pacers, que dominaron el juego debajo de los tableros con 45-24 a su favor.

Los aleros John Starks y Charles Oakley terminaron con 23 puntos cada uno para los Knicks, pero no contribuyeron con ninguno en la prórroga. Starks estuvo perfecto en la primera parte, cuando registró 20 puntos con 6 de 7 tiros de tres puntos para empatar la mejor marca en la historia de la NBA, que está en poder del base Michael Jordan y Miller.

Por segunda vez consecutiva los Pacers no ganaron el partido; nosotros lo perdimos , comentó el entrenador Pat Riley, de los Knicks.

Mientras tanto, la NBA multó ayer al superastro de los Bulls de Chicago Michael Jordan con 5.000 dólares (4 millones de pesos) y a su equipo con 25.000 (20 millones) por violar los reglamentos de uniformes en el partido de antenoche frente a los Magic de Orlando.

Jordan fue multado por no usar los zapatos reglamentarios, al cambiar los negros que calzaron sus 11 compañeros por blancos, mientras el equipo fue sancionado por permitir a Jordan jugar con la camiseta número 23.

Los Bulls autorizaron a Jordan a jugar con el número que usó antes de marcharse al béisbol y el cual había sido retirado, en vez del 45 que es el que tiene asignado actualmente.