Archivo

EL REGLAMENTO 404 Y EL ACUERDO MARCO

El primero de julio de 1993 entró a regir el reglamento 404, que impuso serias restricciones a las importaciones de banano latinoamericano en la Unión Europea (UE).

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El objetivo, según los europeos, es proteger la producción de la fruta de sus ex colonias de Asia, el Caribe y el Pacífico de la competencia del banano latinoamericano.

Una de las restricciones del 404 establece que la fruta de Latinoamérica sólo puede entrar a la UE si tiene licencias, las cuales fueron entregadas a empresas importadoras europeas.

Estas compañías europeas comenzaron a vender parte de esas licencias. Los comercializadores de fruta latinoamericana con más poder, como Chiquita y empresas de Ecuador, compraron muchos de estos permisos.

El reglamento 404 fue demandado ante el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) por Colombia, Costa Rica y otros países.

El GATT falló dos veces en contra de la UE. Este bloque europeo, para calmar a los demandantes y no tener problemas políticos y comerciales, diseñó una variante para el 404, que se llamó Acuerdo Marco.

El Acuerdo permitió un mejor acceso, con buenos precios, a una parte el 70 por ciento de la fruta de los países que lo aceptaron: Colombia y Costa Rica.

El Acuerdo Marco golpeó a las transnacionales estadounidenses, que se estaban beneficiando del tráfico de las anteriores licencias.

Por esto, Chiquita dice sentirse lesionada. Por eso, Augura dice que cuando la transnacional operó con el 404 no dijo nada porque poseía un buen paquete de las antiguas licencias.

El 404 y las licencias de importación quedaron vigentes para el 53 por ciento de la oferta latinoamericana, es decir, los países que no firmaron el Acuerdo Marco, como Ecuador, Honduras, Guatemala y Panamá. De estas naciones sacan bastante banano las transnacionales.