Archivo

ASPRILLA ESPERA REBAJA DE PENA POR CONFESIÓN

La Fiscalía 33 de Tuluá encontró méritos suficientes para acusar al futbolista Faustino Asprilla por el presunto delito de porte ilegal de armas.

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La investigación se inició desde el 31 de diciembre de 1994 cuando las autoridades hallaron en poder del destacado jugador dos pistolas, Bernardelly y Pietro Beretta, durante su estadía de vacaciones en Tuluá, su pueblo natal en el centro del Valle.

Según Diego León Céspedes, abogado de Asprilla, por ahora al futbolista se le reconoce el beneficio de libertad bajo fianza, sin embargo anotó que para ello el goleador tendrá que suscribir un acta de compromiso de buena conducta familiar, individual y social.

El próximo paso será notificar a todas las partes de la resolución acusatoria de la Fiscalía. Además del abogado defensor y del Ministerio Público, debe enviarse copia al jugador a Italia, a través del cónsul de Colombia en Milán.

Una vez notificadas las partes, el proceso debe pasar a reparto para definir a qué juez le corresponde y se defina la condena o absolución del Tino , estrella del Parma de Italia.

Si después de darse el juicio fuera hallado culpable, tendría que pagar una pena de entre uno y cuatro años de cárcel. Esta defensa dijo el abogado se propone tener el castigo mínimo que es de un año gracias a la colaboración en el proceso que hizo Faustino Asprilla. Por su confesión podría obtener una rebaja de hasta las tres cuartas partes de esa condena mínima para quedar en tres meses. Confiamos en que no tenga que pagar cárcel y reciba una sanción sólo de tipo moral , expresó Céspedes.

Cada vez que tiene vacaciones en su equipo italiano, Asprilla visita al país y se involucra en algunos escándalos. Ahora, para su llegada a la Feria de Tuluá del 16 al 20 de junio, todos están pendientes de su comportamiento, que tendrá que ser acorde con el acta suscrita ante la justicia colombiana.