Archivo

LA ZONA INDUSTRIAL DE AUTOPARTES

El sector repuestero de la Zona Industrial se ha desarrollado simultáneamente con la evolución del ramo manufacturero en Bogotá.

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El comercio de autopartes se inició hace aproximadamente 20 años, cuando las industrias del sector de Puente Aranda y otros lugares cercanos comenzaron a necesitar piezas para sus flotillas de automóviles y camiones. En ese momento llegaron los primeros comerciantes.

Sin embargo, el mayor desarrollo se presentó hace unos cinco o seis años, cuando el acceso a la zona del centro comenzó a tener dificultades y los lugares para estacionar los vehículos prácticamente desaparecieron.

Hoy en día funcionan unos 300 establecimientos entre almacenes de venta directa, bodegas de importación y distribuidores al por mayor.

Por su ubicación, la zona vende principalmente repuestos para vehículos comerciales, en especial camionetas, furgones y camiones medianos. Pero si usted tiene un carro pequeño, en este lugar también puede satisfacer sus necesidades.

Especialización Esta es una de las zonas repuesteras más grandes de la ciudad. Sin embargo, la actividad se concentra en pequeños núcleos, como los barrios Ricaurte y Puente Aranda.

Cada zona se distingue por una actividad en especial. Mientras que los almacenes de Puente Aranda se especializan en la venta directa al público, los establecimientos ubicados en barrios como Ricaurte y Primavera, entre otros, se dedican a la fabricación, importación y venta al por mayor, para lo cual tienen sus propias bodegas.

La principal ventaja de la zona es su facilidad de acceso. Usted puede llegar a ella a través de vías como las carreras 30 y 68 y la calle 13, para solo mencionar las más importantes.

Gracias a que muchos almacenes son importadores mayoristas, los precios de las partes son muy competitivos frente a otras zonas, según afirmó Gilberto Mateus, gerente de una distribuidora de repuestos.

También los fabricantes exponen sus ventajas. Mauricio Jaimes, gerente de una firma productora de bujes, guardapolvos y soportes de caja y motor, dijo que cuando los repuestos son elaborados con calidad homologada, tienen un mejor rendimiento, además de la ventaja de precio con relación a los importados.

Los comerciantes del sector también enfrentan una serie de inconvenientes. El principal de ellos es el estado de las vías.

Atravesar algunas calles de la zona, especialmente en Puente Aranda, es una aventura digna de una carrera a campo traviesa. Los huecos se forman por la mala calidad del asfalto y por el tránsito de vehículos pesados. A lo anterior se suma la reparación de automóviles en las vías, especialmente tractomulas.

Por lo tanto, si necesita transitar por esta zona, debe armarse de una buena dosis de paciencia.

El deficiente servicio de aseo es otro de los problemas que enfrentan los comerciantes de repuestos. Los carros de la basura no pasan con la frecuencia debida, y cuando lo hacen, circulan a horas en las que los almacenes y bodegas ya están cerrados.

Este fenómeno genera otros problemas. En la zona del Ricaurte, por ejemplo, la acumulación de desperdicios, sumada a la antigedad de muchas casas y del alcantarillado, ha traído nuevos visitantes: los ratones.

Los comerciantes han tenido que tomar medidas al respecto. Las acciones van desde comprar un gato, no precisamente hidráulico, hasta pedir a la Secretaría de Salud que se fumigue la zona.

Plagio La venta de repuestos falsificados, de mala calidad, fabricados sin ningún tipo de control, también afecta directamente a los comerciantes, pues estas piezas se ofrecen a precios mucho menores, que llaman la atención inicial de los compradores.

La inseguridad parece ser una constante en el sector repuestero, sobre todo en horas de la noche. Esto ha obligado a algunas empresas a contratar vigilantes privados.

Para enfrentar estas dificultades, representantes de la Asociación de Comerciantes de Autopartes (Asopartes) se han reunido con los alcaldes locales para buscar una solución.

Sin embargo, el problema no es tan grave como en otras zonas. Al respecto, Gilberto Mateus, cuyo almacén está ubicado en Puente Aranda, dijo que la cercanía con la Cárcel Nacional Modelo hace que la delincuencia esté mucho más controlada, contrario a lo que mucha gente piensa.

Pese a los inconvenientes, esta zona repuestera se constituye en una alternativa para los industriales de la zona, las personas que no quieren entrar en el congestionado centro de la ciudad y los habitantes del occidente capitalino.

Así es la zona La zona repuestera de la 30 a la 6a., como es identificada por Asopartes, es una de las más grandes de la ciudad. Abarca desde la carrera 19 con calle 6a. hasta la Avenida 68, en la zona industrial. No incluye a Paloquemao.

En este sector están ubicados barrios como Ricaurte, La Estanzuela, Primavera, Puente Aranda y Salazar Gómez, entre otros.

El número de comerciantes de repuestos en la zona llega a 300, entre almacenes, bodegas, importadores y fabricantes. De ellos, 45 están afiliados a Asopartes.

Las principales vías de acceso son las carreras 24, 30 y 68, y las calles 6a. y 13.

Además de la venta de repuestos, en el sector está la Aduana Interior de Bogotá, en la Avenida 68 con calle 22. A su alrededor funcionan varias sucursales de bancos y corporaciones.

A la hora de comprar Estos son algunos consejos para tener en cuenta en el momento de adquirir un repuesto en la zona industrial: - Los almacenes de venta al detal se concentran en dos sectores, sobre la carrera 30 a partir de la calle 6a. y en el sector de Puente Aranda.

- Exija siempre la factura de compra. Es la única garantía que tiene para hacer un reclamo en caso de que la pieza falle.

- En lo posible, compre repuestos originales o elaborados por una firma reconocida. Fíjese en la contramarca, si es una de las características de fabricación.

- Los bujes de caucho de mala calidad no son tan difíciles de identificar. Si usted los presiona, tienden a deformarse.

- No se guíe por el precio. Recuerde que lo barato sale caro. Una pieza de menor calidad puede ser la causa de un accidente.

- Compre en almacenes de confianza. Allí podrá encontrar repuestos de mejor calidad.