Archivo

AUGURA RETA A CHIQUITA PARA COMPETIR EN UN MERCADO LIBRE

Más de 200.000 empleos, entre directos e indirectos, sólo en el sector bananero, se verían afectados si Estados Unidos impone sanciones comerciales a Colombia.

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Ante la situación que se avecina, el gremio de los exportadores de banano lanzó un llamado urgente al Gobierno para que denuncie en los foros internacionales la agresión comercial que Estados Unidos va a desatar contra Colombia, a raíz del conflicto bananero.

Se sugirió que el país debería acudir a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a los foros en los que se discute el problema de la droga, para exponer la acción de fuerza que se está tomando contra Colombia.

Según el presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura), Juan Diego Vélez Maya, en la OIT se debería ventilar el peligro de la pérdida de los empleos que genera la agroindustria bananera en Colombia, calculados en alrededor de 70.000 directos y 150.000 indirectos.

Vélez Maya dijo que la culpa de esa situación la tiene la transnacional Chiquita Brands.

Así mismo, Vélez calificó de muy grave para Colombia la situación que se ha creado con el conflicto bananero.

El Presidente de Augura dijo que Colombia está enfrentando un tema que, desatado por Chiquita, se volvió político por la presión que ejerce el Congreso estadounidense sobre el Departamento de Comercio para que aplique sanciones comerciales.

Reto a Chiquita Vélez lanzó un desafió a Chiquita: si ella quiere tumbar el Acuerdo Marco, que derribe también la resolución 404 (ver recuadro).

Que todos nos vayamos a mercado libre, dijo el Presidente de Augura.

Vélez dijo a EL TIEMPO que Chiquita, en una actitud incoherente, quiere la caída del Acuerdo Marco porque tiene un paquete fabuloso de licencias para operar con el reglamento 404.

Chiquita pidió al Gobierno estadounidense que investigue a Colombia y a Costa Rica bajo la Sección 301.

Esta sección corresponde a una parte de la legislación comercial de Estados Unidos, en la cual se contemplan sanciones unilaterales contra las naciones que han implementado prácticas que están afectando a una o varias empresas estadounidenses.

Según Chiquita, el Acuerdo Marco bananero firmado entre la Unión Europea (UE), Colombia y Costa Rica está lesionando la comercialización de su banano.

Chiquita está respaldada por varios congresistas, demócratas y republicanos, encabezados por el presidente del Senado, Robert Dole, quien además aspira a ser el candidato del Partido Republicano a la Presidencia.

Vélez consideró injusto que la demanda de una compañía con fuertes influencias políticas haga peligrar buena parte del comercio exterior de un país.

Defensa de acuerdo El presidente de Augura dijo que la defensa que Colombia hizo de su política bananera está bien sustentada. Aseguró que los argumentos para que Estados Unidos aplique la 301 carecen de fundamento.

Los argumentos de Colombia fueron expuestos esta semana por el ministro de Comercio Exterior, Daniel Mazuera Gómez, ante el representante comercial estadounidense, Mickey Kantor.

Uno de los argumentos de Mazuera fue el reajuste de los porcentajes de participación de las compañías estadounidenses en la cuota de banano que la UE le asignó a Colombia.

Kantor se mostró frío, inflexible y duro con Mazuera, lo que, según el Ministro, configuró un distanciamiento entre ambas naciones.

Vélez aseguró que el cultivo de banano evita el crecimiento de prácticas ilegales. Se mostró extrañado de que Estados Unidos promueva la sustitución de cultivos ilícitos y a la vez ataque cultivos legales como el banano.

Ya no hay nada que negociar diferente a lo que expuso Mazuera en Estados Unidos , dijo Vélez.

Si Colombia renuncia al Acuerdo Marco es renunciar a la actividad bananera porque el mercado de Estados Unidos está saturado , señaló Vélez.