Archivo

PERDIMOS EN EL INTENTO DE REFORMAR EL CONGRESO

La Constituyente fracasó en su intento de reformar el Congreso de la República porque no tocó ni la ley electoral ni la organización de los partidos.

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La afirmación es de Antonio Navarro Wolff, actual alcalde de Pasto, en ese entonces miembro del triunvirato que presidió la Asamblea Nacional Constituyente, y líder de un movimiento que, como el M-19, puso la mayor votación para la Asamblea y puso a temblar también a los partidos tradicionales. El es, en la práctica, el autor de la idea de la revocatoria del mandato a los congresistas que finalmente se produjo a mediados de 1991.

Consultado por EL TIEMPO, Navarro reconoció que no fuimos suficientemente exitosos en la reforma del Congreso y que ésta es necesaria e inaplazable .

Recordó que el M-19 propuso la cámara única, iniciativa que resultó derrotada en la plenaria de esa corporación.

Navarro indicó, sin embargo, que el debate actual no debe circunscribirse al número de cámaras que tenga o no el Congreso porque esa no es la esencia del asunto, el problema es quiénes integran el Congreso , señaló.

Los vientos de contrarreforma en todas las instituciones del Estado los calificó como un intento de autodefensa inconveniente .

Es precisamente por esa clase de actitudes que hay que evitar que el Congreso decida reformarse a sí mismo. Ya éste demostró su incapacidad de hacerlo en el reglamento interno del Congreso que, a pesar de haber sido expedido luego de la Constitución de 1991, quedó lleno de los vicios de siempre , señaló.

Reiteró que para que la eventual reforma al Congreso muestre sus bondades, es necesario cambiar también el sistema electoral y la organización interna de las diferentes organizaciones políticas.