Archivo

ALERTA FRENTE A FALLOS ABSOLUTORIOS

Respaldo al proceso de depuración y a la lucha contra la corrupción al interior de las cárceles del país, dio la Procuraduría General de la Nación, al confirmar facultades otorgadas al director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, para la aplicación discrecional del actual régimen disciplinario en esa entidad.

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El funcionario está autorizado para revisar y agravar, si es el caso, las decisiones de sus inmediatos inferiores cada vez que expidan fallos absolutorios en los procesos disciplinarios contra los funcionarios de este organismo.

No obstante, el procurador, Orlando Vásquez Velásquez, cree que el proceso de depuración que se adelanta en el Inpec sería más efectivo, si la revisión se extiende también a los fallos condenatorios, porque de esta manera se prevendría los excesos en las sanciones. Sin embargo, esta es solo una inquietud del funcionario, que no ha sido oficializada todavía.

En un concepto remitido a la Corte Constitucional, el Procurador pidió declarar exequible prácticamente la totalidad del régimen disciplinario para el personal al servicio del Inpec, a excepción del literal C, del artículo 24, numeral 27, de la Ley 398 de 1994, o Régimen Disciplinario del Inpec.

El literal c consagra como falta gravísima la reincidencia de los funcionarios del Inpec en las fallas disciplinarias graves, que hayan conducido a sanciones de suspensión durante los últimos cinco años.

Según la Procuraduría, esta parte del artículo 24 viola la Constitución, que ordena que solo se sancionarán las conductas irregulares que se cometan en el presente y no por hechos anteriores ya sancionados, y esta norma se relaciona con la posibilidad de castigar conductas ocurridas con anterioridad al comportamiento que merece la sanción.

El Procurador señala que los actos anteriores son más bien indicadores de la peligrosidad que pueda llegar a tener la persona que va a ser juzgada.

Demandada toda la Ley De esta manera, la Procuraduría resolvió una demanda de inconstitucionalidad contra la totalidad del régimen disciplinario de los funcionarios del Inpec. La ley fue promulgada por el Presidente de la República, que recibió facultades mediante la Ley 65 de 1993.

En la primera parte, la demanda afirma que el régimen disciplinario debió tramitarse como una ley estatutaria, ya que mediante ella se regularon cosas como el debido proceso.

Al respecto, el Procurador señala que si el mismo régimen penal no tuvo trámite de ley estatutaria, mucho menos podría tener ese carácter el régimen disciplinario de un organismo como el Inpec.

Vale destacar que, al analizar la demanda, la Procuraduría tuvo que debatir primero si el régimen disciplinario para los funcionarios del Inpec es de naturaleza jurídica o penal. La conclusión fue que es de carácter mixto, porque algunas disposiciones hacen parte del derecho administrativo y otras del derecho penal.