Archivo

IDENTIFICAN LOS 22 BARRIOS MÁS VIOLENTOS DE CALI

El 18 por ciento de los barrios de Cali le han dañado la imagen a toda la ciudad, pues de los 343 que existen en la capital del Valle del Cauca 22 son los que mayor número de homicidios violentos presentan.

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Desarme juvenil Con acciones preventivas, de integración a la sociedad, capacitación laboral y oferta de oportunidades recreativas y culturales, la Policía Metropolitana de Cali se comprometió a salir en defensa de 180 grupos juveniles que se encuentran en alto riesgo.

La idea, según el comandante de la institución, coronel Argemiro Serna, es darles un tratamiento distinto al que se está haciendo con las 15 pandillas juveniles que operan en la ciudad las cuales están identificadas y que serán desarmadas para luego hacerles un proceso de resocialización conforme a los procedimientos de las labores de inteligencia que están desarrollando con ellas.

Esta labor estará a cargo de 300 unidades de la brigada policial y con 22 unidades de la brigada de homicidios, la cual se encargará de clarificar la responsabilidad de las pandillas juveniles, los grupos de sicarios o particulares en los casos de criminalidad, agregó el comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Infortunadamente la falta de una acción conjunta entre todos los organismos de seguridad ha sido el factor que más ha permitido que los delincuentes actúen a sus anchas. De allí que el índice de impunidad esté por el orden del 90 por ciento, aunque esto no indica que la violencia en Cali haya aumentado, manifestó el secretario de Gobierno Julio César Martínez.

Tampoco es que haya disminuido, ni que se haya acabado continuó porque esto es algo que requiere de tiempo y apoyo, pero al menos sí se ha controlado para que este fenómeno no se desborde. Lo que más preocupa en el momento es que la violencia está acabando con la gente joven, pues en el 96 por ciento de los homicidios las víctimas fueron hombres, de los cuales el 56 por ciento estaba entre los 15 y 24 años de edad.

De estos muertos 79 lo fueron con arma de fuego, a pesar de la operación desarme; el 81 por ciento de los jóvenes presentaban muestras de haber ingerido licor, el 52 por ciento eran del vecindario donde ocurrió el deceso y tan solo en el cinco por ciento de los casos se conoció sindicado del hecho.

En la lista negra22 barrios de Cali Doce comunas de Cali están en alto riesgo, cuatro se encuentran en mediano riesgo y cuatro en bajo riesgo.

El día que no aparezca un muerto a bala en este barrio, hago una rumba en mi casa para que todos los vecinos vengan a celebrar , dijo con toda la certeza del mundo el líder cívico de Siloé Luis Bernardo Salazar, al conocer que su barrio figuraba como el más violento de los 326 que tiene Cali.

Desgraciadamente nos merecemos ese título manifestó pues dada la misma topografía del sector es difícil que la Policía entre a los operativos sobre todo en la zona que va hacia El Cortijo donde los pasillos y callejones convierten el barrio en un laberinto.

Esta apreciación fue compartida por el Secretario de Gobierno, Julio César Martínez, quien aseguró que la falta de una labor de inteligencia por parte de las autoridades en sectores como este y Aguablanca donde proliferan las caletas de armas, las milicias populares y los expendios de droga, hacen que la justicia se aplique por mano propia y los índices delictivos se disparen.

Lo que resulta extraño dice es que allí se encuentra armamento que no tiene ni el Ejército, como fusiles AK-4 al igual que se detectan sicarios, licor adulterado, centros de falsificación de billetes y otras anomalías cuyos responsables no son castigados porque las fiscalías no hacen el proceso de investigación.

De allí que la impunidad en Cali ande por el 90 por ciento y seguirá así hasta que los organismos de seguridad y los de justicia trabajen en armonía, dice el funcionario.

Según Martínez, el programa Desarrollo, Seguridad y Paz (Desepaz) a través de la directora de Epidemiología de la Violencia, María Victoria Spitia, viene realizando estudios acerca del comportamiento criminal en las 20 comunas de Cali, barrio por barrio y cuadra por cuadra hasta determinar los focos donde se concentra la peligrosidad para entrarla a combatir de lleno ya que de enero primero de 1994 a abril 30 de 1995 se han contabilizado 2.904 homicidios.

El estudio entregado ayer reveló que de los 326 barrios caleños que tienen código en Planeación y de los 17 que no están registrados, 22 son considerados como críticos por la violencia que en ellos impera. Siloé, El Cortijo, Terrón Colorado, San Pedro, El Calvario, San Nicolás, Sucre, Belalcázar, Petecuy I y II, Puerto Nuevo, Puerto Mallarino, El Vergel, Comuneros, Charco Azul, Las Orquídeas, Marroquín, El Retiro, Mojica, Antonio Nariño, Los Chorros y Santa Elena, fueron los señalados.

En estos barrios se vieron comportamientos delictivos similares, como el hecho de que el 79 por ciento de los homicidios se cometieron con arma de fuego, el 96 por ciento de los casos fueron en hombres jóvenes cuyas edades oscilan entre los 15 y 24 años, el 81 por ciento presentaban indicios de licor, el 52 por ciento vivía en el barrio donde ocurrió el crimen y solo en el 5 por ciento de los casos había sindicados del hecho.

Ante estas cifras los organismos de seguridad de la ciudad acordaron intensificar la operación desarme, hacer un trabajo con las pandillas dada la gran cantidad de jóvenes que han caído, prohibir el ingreso de estos a los establecimientos públicos que vendan licor y perseguir a los delincuentes para someterlos a la justicia.

Además, se comenzarán a elaborar las estrategias para montar un engranaje municipal donde trabajen de común acuerdo la Secretaría de Gobierno, la Policía Metropolitana de Cali, las fiscalías, el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y el Ejército a través de la III Brigada.

ver recuadro : localizacion de la violencia homicida en cali por comunas.