Archivo

PEQUEÑA INDUSTRIA NECESITA PRÉSTAMOS DE LARGO PLAZO

Préstamos a largo plazo, es decir hasta 15 años, para modernización y renovación tecnológica de las medianas y pequeñas empresas propuso la Asociación Popular de Industriales (Acopi).

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los empresarios del sector insisten en que con plazos amplios pueden amortizar sus inversiones con flujos de caja normales y no se verán en la obligación de acudir a otros mecanismos para obtener el dinero que necesitan, como el crédito extrabancario.

El presidente de Acopi, Jaime Alberto Cabal, dijo que el alto costo de los intereses está desestimulando la inversión de manera alarmante.

Con altos intereses y plazos limitados es difícil buscar los recursos que demanda esta parte de la industria , explicó.

Los representantes del sector se reunieron ayer en el foro empresarial sobre la pequeña y mediana industria, organizado por Acopi y el diario económico La República.

Cabal aseguró que un gran número de pequeños industriales están ahogados y a punto de cerrar las puertas de sus fábricas. Dijo que no pretenden que les subsidien los intereses, pero que no se abuse de ellos.

Aunque no hay un censo que muestre cuántas pequeñas empresas se han quebrado, fuentes de Acopi informaron que sólo en Barranquilla se cerraron 47 durante el primer trimestre, mientras que en Medellín 55 industrias de confecciones hacen lo posible por sobrevivir.

Los pequeños industriales insisten en que no reciben los créditos que demanda el sector, porque no hay disponibilidad de recursos. El dinero que llega al sistema financiero, que además es limitado, tiene un destinatario específico: las grandes empresas.

El presidente de Acopi explicó que por la coyuntura actual se ha desacelerado la producción, tal como lo demuestra la encuesta trimestral sobre crecimiento. Por esa situación también se han disminuido las plazas de empleo.

El gremio de los medianos empresarios asegura que aunque el Gobierno ha tomado decisiones favorables, el sector financiero no mira con buenos ojos a los pequeños empresarios. La situación es peor con los microempresarios.

En ese sentido, recomiendan a las autoridades monetarias que estudien alguna herramienta que obligue a los dirigentes del sistema financiero a financiar a los pequeños productores.

No obstante, el presidente de Acopi reconoció y destacó los cambios positivos en materia de financiación que se están presentando. Recordó, por ejemplo, que el Instituto de Fomento Industrial (IFI) está facilitando el acceso a recursos de crédito.