Archivo

OTRO ESTILO:

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

tienen los brasileños: el delantero Eder Aleixo, del Atlético Mineiro, fue condenado por la justicia ordinaria a enseñar fútbol a niños pobres de Belo Horizonte ocho horas a la semana durante un año. Inicialmente eran cinco meses de detención por haber golpeado en la cara a un comisario de policía con el que discutió después de que el futbolista se negara a regalarle un gorro al hijo de éste. El juez cambió la pena por la de prestación de servicios a la comunidad .