Archivo

PIDEN INTERVENIR LA SALUD DISTRITAL

El concejal liberal, Dimas Rincón, solicitó ayer a la Procuraduría General de la Nación intervenir el sistema distrital de salud, luego de una investigación que efectuó en 16 hospitales de la ciudad para averiguar el estado administrativo, presupuestal y la calidad de los servicios que prestan a los ciudadanos.

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Afirmó que las irregularidades en los centros son de todos los ordenes. Que van desde la demora en la llegada de recursos por transferencias, hasta el hacinamiento de los pacientes, pasando por la escasez de personal especializado en la atención de los enfermos.

Rincón, que aseguró que en compañía de asesores médicos y científicos de su oficina efectuó el estudio en una semana, dijo que la reciente muerte de seis bebés en el Hospital de Kennedy fue el Florero de Llorente para hacer notar una situación altamente negativa del sistema de salud de la ciudad .

Afirmó que según sus averiguaciones, la enfermera jefe de ese hospital, involucrada en la muerte de los recién nacidos, tenía a su cargo, además de la sala de neonatos, la salas de cuidados intensivos y de cirugía.

Eso no es correcto, pues según todos los protocolos, cada sala debe tener una enfermera jefe . Sobre ese hospital, agregó ademas, que tienen escasez de personal, camas, equipos y problemas de recursos.

Dentro de las conclusiones de su estudio, Rincón mencionó que en los hospitales hay escasez de pediatras, enfermeras jefes, bacteriólogas, técnicos en radiología, auxiliares de enfermería calificados para laborar en el área pediátrica .

Señaló que todos los hospitales carecen del servicio adecuado de atención en neurocirugía pediátrica, que la planta física es insuficiente, que no tienen áreas adecuadas de aislamiento, y que tienen sistemas sanitarios insuficientes Criticó la duración excesiva de los turnos y la carencia de reemplazos por motivos vacaciones o de incapacidad pues recargan al personal creando un ambiente donde la improvisación, la tensión psicológica y el afán son factores que afectan la atención .

En sus conclusiones también mencionó que el sistema de salud distrital carece de una red de comunicaciones y de ambulancias con las dotación adecuada.

Luego de solicitar la intervención de la Procuraduría, Rincón manifestó que si un hospital no tiene los recursos ni la capacidad, no debe funcionar. Eso es atentatorio contra la vida de la gente .

Así mismo dijo que buena parte del problema se debe a la baja ejecución presupuestal de las trasferencias que debe hacer la administración distrital y la Nación a este sector, las cuales, aseguró, por lo general llegan demoradas a los hospitales haciendo que para funcionar tengan que encarecer el cobro de sus servicios.

EL TIEMPO intentó comunicarse con la secretaria de Salud, Beatriz Londoño, pero en su despacho informaron que estaba en una reunión.