Archivo

YOKO ONO, MUJER DE LAS CAVERNAS

Sin su habitual atuendo negro -aunque luciendo todavía gafas oscuras-, Yoko Ono (Tokio, 1933) presentó en Palma de Mallorca su primera exposición individual en España, país que ella considera como puente de culturas entre Oriente y Occidente , los dos mundos que la han cobijado.

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La muestra de estos trabajos, que se encuentra hasta mediados de junio en la Fundació Pilar i Joan Miró, recopila dos años de trabajo e incluye una serie, titulada Franklin summer drawings , de 64 dibujos a tinta sobre papel, calificados por la autora como una obra intimista, como la de las cavernas, como la de mi propia caverna .

Junto a ellos se muestra la instalación Two rooms , ya expuesta en la Bienal de Venecia de 1993, que, según Yoko Ono, es una plegaria, un deseo de paz . La viuda de John Lennon piensa que, con el paso de los años, no ha cambiado tanto; se siente una viuda como tantas otras y no renuncia a seguir en la sombra de su desaparecido esposo porque -asegura- aquella le protege. Dice también haber trabajado siempre sobre la realidad, sobre lo que le rodea, si bien ahora ve un mundo mucho más positivo, que ha entrado ya en la época de la sabiduría .

Usted declaró que con Lennon había trabajado por el amor y por la paz. Para qué trabaja ahora? No soy distinta. Puedo decir las cosas de forma diferente, pero estoy diciendo las mismas cosas. Porque pienso que ninguna revolución ha muerto, sigo trabajando sobre lo mismo. Si se contempla la instalación Two rooms , uno se da cuenta de que es una plegaria, un deseo de paz, una revolución callada.

Ahora mismo, en el cincuenta aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, esto supone un compromiso con la paz. Viví la guerra siendo muy pequeña, soy una hija de la guerra en Japón, testigo de situaciones muy dolorosas que ahora recordamos especialmente. La situación del mundo tampoco ha cambiado tanto, pero se tiene hoy una idea mucho más positiva para todos. Ahora, de una vez, sabemos que ya no hay ganadores en las guerras, que todos perdemos.

Deseo y rezo por un futuro mejor y, porque creo en el instinto de supervivencia de la raza humana, sé que sobreviviremos a esta situación terrible.

Sensualidad, sexo, maternidad, fecundidad... Tienen los dibujos que presenta alguna conexión con Lennon? No sé muy bien cuál es la conexión con él, pero cuando los veo pienso que hay un vínculo espiritual. Creo que son dibujos que parecen proceder de otro planeta, un lugar donde todo aquello que es básico está floreciendo sin convertirse en algo ni superficial ni materialista. No existe en ellos ni la hipocresía ni la superficialidad del mundo, pero enseñan una realidad básica. Esta es, quizá, su conexión con John.

Ha trabajado usted en performances , en música, ha hecho esculturas, poesía, pinturas y hasta ha comunicado con fuerza principios éticos o filosóficos...

El arte no es más que un medio de comunicación y, en cada momento, he utilizado el lenguaje que más me ha interesado. El arte es siempre un happening . Y, como happening , es tan válido tanto si se expone durante un mes como en un día o una hora. Es únicamente la comunicación del momento. Ahora bien, no estoy interesada en las artes visuales que sólo sean buenas para los ojos. El arte que no contiene un mensaje no es satisfactorio.

Desde su posición protagonista en la revolución social de los años sesenta, cómo ve a los jóvenes de hoy? Cree que han sido influidos por lo avanzado aquellos años? La generación de mi hijo, que ahora tiene 19 años, ha aprendido de nuestros errores. Ahora son mucho más sabios.

Más sabios? Dónde está la diferencia? En los sesenta celebrábamos la revolución y la libertad sexual, algo que sólo era conveniente para el hombre, y a lo que las mujeres se acomodaban. Entre los jóvenes de hoy no existen esos tabúes y hay una real preocupación por los derechos de la mujer, por una igualdad. Esta es una cosa. También celebrábamos entonces la alegría de las drogas, y ellos han aprendido ya lo peligrosas que son.

Qué recuerdo conserva de la solidaridad que se practicaba durante los sesenta? Entonces hubo una increíble solidaridad, pero tan sólo en torno a los hippies. Ahora bien, cuando observas la totalidad de aquella fotografía, los hippies, el elemento rebelde de la sociedad, representaban sólo una porción muy pequeña de ella, un núcleo al que la prensa dio mucho, demasiado, protagonismo.