Archivo

ENFERMERAS AL BORDE DE UN ATAQUE DE...

La supuesta muerte de tres enfermeras en días pasados por agresión física, desmentida por las autoridades, llevó a que los gremios que las representan y voceras aisladas denunciaran la existencia de un ambiente hostil contra ellas, por lo menos en Bogotá.

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Las tres mujeres, que fueron identificadas inicialmente por la Policía Nacional como enfermeras, resultaron, según informó la misma institución, no ser tales, ni estar muertas.

Estas responden a los nombres de Claudia Cecilia Aguirre, Ruth Helena Hernández y María Leticia Herrera, y fueron atacadas con arma de fuego el fin de semana pasado, en la carrera 25 con calle 2a. del barrio Santa Isabel.

La versión de que se trataba de enfermeras, inicialmente dada a conocer por la Policía Nacional y no por la Policía Metropolitana de Bogotá, como erróneamente informó EL TIEMPO, dio lugar a que la Asociación Nacional de Enfermeras (Anec) expidiera un comunicado en el que decía, vinculando los hechos con la reciente muerte de seis niños en el Hospital de Kennedy, que la agresión física y moral a las enfermeras (profesionales y auxiliares) no es la manera más indicada de rechazar o protestar por los desafortunados hechos que se presentan en la atención a personas en las instituciones hospitalarias .

En su comunicado, la Anec rechazaba la agresión a Myriam Rueda, quien fue internada en el Hospital San Juan de Dios por heridas con arma blanca propinadas por un desconocido en la Avenida Caracas con calle 34.

De acuerdo con la Policía Metropolitana de Bogotá, este es un hecho aislado que no pretende ser una represalia directa contra el gremio de enfermeras que laboran en la ciudad . Así mismo dice que se ha presentado solo ofensas verbales por parte de algunos sectores de la comunidad .

EL TIEMPO confirmó que algunas enfermeras sí han sido amenazadas y que en algunos centros hospitalarios existe un gran temor, no solo en el Hospital de Kennedy.

De acuerdo con la Anec, una auxiliar de enfermería del Materno Infantil fue amenazada con un revolver después de que le dijeran asesina de niños , y otra, de una institución oficial, fue arrojada al piso por unos jóvenes y la insultaron con frases similares.

Desde que se hizo oficial la tragedia de Kennedy, y algunos medios distorsionaron la información, las enfermeras venimos sufriendo una serie de agresiones. A muchas de nosotras nos insultan en la calle, diciéndonos cosas como asesinas . En los hospitales y puestos de trabajo numerosos familiares de pacientes y personas nos tratan mal. Esto no es normal , dice Ana Helena Puerto Guerrero, presidenta de la Anec.

Según Puerto, incluso algunos estudiantes de enfermería han sido víctimas de insultos y agresiones en buses y en la calle.

Ayer, una enfermera jefe de un hospital de Bogotá, que pidió no se identificada, dijo que desde que ocurrieron los hechos han recibido permanentemente insultos y sienten que sus pacientes manifiestan mucha desconfianza en el momento en que ellas les suministran droga.

Gran parte de los pacientes nos preguntan si la droga está en buenas condiciones y algunos le han dicho groserías a nuestro personal , dijo.

Las enfermeras dicen que no es justo que su reputación se haya visto afectada por un solo error cometido aisladamente en un hospital y que lo más grave es que no saben qué hacer para recuperar la confianza de sus pacientes en su labor.

Por el temor a ser agredidas, las agremiaciones de enfermeras y algunos directores de hospitales le han solicitado a estas profesionales que no salgan a la calle en uniforme y eviten al máximo ciertas situaciones de peligro.

Así mismo. en días pasados las enfermeras le enviaron al Procurador General de la Nación y al Defensor del Pueblo cartas en las que protestaban por lo que estaba pasando y pedían ayuda.

El próximo viernes, día de la enfermera, se realizarán pequeñas jornadas para protestar por el tratamiento que se le está dando , dijo una de las enfermeras jefes del Hospital de Kennedy.

El ministro de Salud, Alonso Gómez Duque, dijo que no tenía ningún conocimiento de estos casos, pero que de ser ciertos eran injustos.

Si hay alguien que trabaje en un hospital son las enfermeras. Ellas son el eje de estas instituciones, y por un hecho aislado en un hospital no se puede culpar a todas las enfermeras. Además ellas hacen un trabajo abnegado y de buen gusto, sin demeritar el trabajo de los profesionales y empleados del sector , dijo Gómez.

Condena anticipada Grupos de enfermeras han protestado por la condena anticipada que los medios de comunicación han hecho de la enfermera a raíz de los sucesos ocurridos en el Hospital de Kennedy en Bogotá, hace más de 15 días.

En carta enviada al defensor del lector de EL TIEMPO, Leopoldo Villar Borda, varias enfermeras pertenecientes al Colegio Colombiano de Enfermeros, dicen que esta asociación protesta por la forma como han manejado la noticia de la muerte de los niños en el Hospital de Kennedy. Vemos que, sin tener en cuenta la más mínima norma ética periodística, pusieron en la picota pública a la enfermera Gloria Villota, y detrás de ella, a toda la profesión de Enfermería .

Más adelante dicen que los medios no se acordaron que hace unos años, en el Hospital La Victoria, se murió una paciente embarazada porque el médico estaba mirando un partido de fútbol y no faltó el irresponsable que dio el nombre del médico. A los ocho días fue muerto por desconocidos, en la puerta del Ministerio de Salud, por un tiro en la espalda .

En la protesta afirman que en el Hospital de Kennedy, después de las noticias, el personal de enfermería que entra o sale de dicho hospital recibe el apelativo de las gentes que les gritan Asesinas! ...

No es solo a la enfermera a quien hicieron daño; se lo hicieron a la profesión de Enfermería, la denigraron y echaron a la caneca de la basura como cualquier nota que no sirve para publicarla. Esto porque la noticia no se titula con la muerte de los niños sino La enfermera... , dicen los miembros de esta asociación, Finalmente dicen que Acaso son los periodistas, jueces o tribunales para que la juzguen y condenen como culpable? Déjenle esa parte a quien le corresponde y hagan algo para evitar que otro hogar quede sin madre, hija o hermana .