Archivo

Y TU QUÉ LE VAS A REGALAR

Los regalos para las madres también reflejan su estilo de vida... Posiblemente las modernas prefieren joyas o sastres y las más tradicionalistas una cena, unas flores o únicamente la presencia de la familia.

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Para cada una hay variedad de alternativas. Por eso hoy, a tres días de la celebración, espiamos a dos clases de madres típicas que, de vitrina en vitrina, observan lo que posiblemente alguien muy cercano les obsequiará.

La moderna. Andrea es de esas mamás modelo, no solo por que es el tipo de mujer ejecutiva, sobria y elegante, sino por que su porte no tiene nada que envidiarle a las divas de las revistas de moda.

Para ella, el regalo ideal puede ser un vestido de paño, acompañado con unos zapatos de ante, o una gama de medias veladas diferentes a las tradicionales.

Actualmente, en cualquier almacén especializado o en las grandes cadenas de lo centros comerciales hay variedad de medias para mujer con atractivos y elegantes diseños.

Una joya o un buen perfume también son alternativas que siempre reciben con agrado.

Además, es posible que sean melómanas de tiempo completo. Por eso, una colección de discos compactos contemporáneos o quizás, de música clásica, también son interesantes opciones para homenajearlas.

Son algunos obsequios que no pueden faltar en la lista para mamá y que a la hora de elegir se pueden complementar con otras tentaciones.

La tradicionalista. Continuamos con el recorrido y en un almacén, de esos que tienen de todo para el hogar, encontramos a Doña María.

Todo lo que ve le parece cuquísimo : los adornos para el baño, la lencería, los portarretratos antiguos o las carpetas con encajes que tocan el suelo.

Y es que el regalo ideal para las madres tradicionalistas y conservadoras como ella, por lo general tiene que ver con los accesorios para el hogar aunque, obviamente un vestido, un perfume o una joya también la pueden alegrar.

Por eso, si la idea es lucirse nada mejor que volver al pasado con una elegante antigedad.

Las alternativas que ofrecen los anticuarios es extensa. Allí hay estatuillas, cuadros con imágenes religiosas, muebles, candelabros y hasta cojines con diseños originales.

Con ellas, la elección no es tan complicada, ya que no son exigentes. Sin embargo, en una cosa sí coinciden las modernas y las tradicionales: el mejor obsequio, sin ninguna duda, es la presencia y el bienestar de la familia; el mejor regalo para cualquier madre.