Archivo

MAL TIEMPO HABRÍA CAUSADO ACCIDENTE AÉREO: AEROCIVIL

El mal tiempo y los fuertes vientos serían las posibles causas del accidente del avión Curtis HK-3079-G, que el pasado martes se estrelló contra un cerro cerca a Villavicencio, dejando un saldo de nueve muertos.

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Un funcionario de la Aeronáutica Civil de la zona seis dijo que la tormenta y el fuerte viento de cola causó un error de cálculo en la tripulación, dejando sin posibilidad de hacer un viraje que permitiera su seguridad.

Con el viento de cola se incrementó la velocidad y la tripulación perdió la ubicación y el rumbo, luego de que pasó el VOR ubicado en el sector de Pachaquiaro, a unos ocho minutos de vuelo de Villavicencio , dijo el funcionario.

Igualmente, expresó que el aeropuerto Vanguardia estaba diseñado para vuelos visuales debido a su proximidad con la Cordillera Oriental.

Por eso -según el funcionario de la Aerocivil- cuando ocurre una tormenta, queda bajo la responsabilidad de la tripulación intentar un aterrizaje en el aeródromo, por lo cual existe la probabilidad de que el accidente se debió también a fallas humanas .

Agregó que la tripulación no reportó fallas mecánicas, ni se declaró en emergencia. Esta afirmación se sustenta en la grabación de la conversación que segundos antes del impacto, sostuvo el controlador aéreo y la tripulación. Según el funcionario la torre de control informó a la tripulación que había pasado la pista y que debía girar 180 grados, por que se dirigía hacia la montaña .

Desde ese momento, quedaban aproximadamente 30 segundos para maniobrar y no estrellarse con las estribaciones de la Cordillera Oriental.

Sin embargo, cuando la aeronave giraba y comenzaba a superar la cordillera, se estrelló con una torre de energía que conduce el fluido eléctrico de la Central Hidroeléctrica del Guavio a la Estación de la Reforma en Villavicencio, y luego impactó con el cerro y cayó a una quebrada.

Freddy Reyes, piloto de la empresa accidentada, aseguró que al avión fue afectado por el mal tiempo y el viento de cola, que lo impulsó hacia el cerro.

A esto se le adiciona que el aeropuerto Vanguardia se encuentra aproximadamente a un kilómetro de las primeras estribaciones de la Cordillera y que -según Reyes- el aeropuerto Vanguardia no cuenta con radares de aproximación y de descenso .

El rescate Desde las 5 de la mañana de ayer, los organismos de socorro y la Fiscalía iniciaron las labores de rescate en la vereda Santa Cecilia, luego de que fueran suspendidas la noche anterior por mal tiempo y problemas de seguridad.

Los cuerpos de la tripulación y los pasajeros quedaron dispersos en la zona del accidente. Algunas de las víctimas fueron arrojadas hasta 100 metros del sitio de impacto.

En el accidente aéreo murió el capitán Luis Carlos Ortiz, el piloto Edgar Portilla, el mecánico Fernando Rincón y el cuadrillero Pedro Mira Castro.

También perecieron los pasajeros Ricardo Escobar, comerciante; Luz Piedad Lopera, del Departamento de Salud del Meta; Huber Murcia Navarro, y la cubana nacionalizada en Colombia, Olga García García y su hija Lili Fernanda Motato García, de 13 años.

El avión, que cumplía la ruta Mitú-Villavicencio, tenía capacidad para cinco toneladas y desde hace un año era piloteado por el capitán Ortiz Matamoros, de 40 años, considerado como uno de los más expertos pilotos de los Llano Orientales, con 15 años de experiencia.

El Curtis HK-3079-G pertenecía a la cooperativa Coinco y había sido alquilado a la empresa Aerolíneas del Este Ltda (Ades).