Archivo

JIMMY SÍ ESTABA PREPARADO

La trágica situación del boxeador colombiano Jimmy García ha creado una ola de oportunismo y protagonismo en el país y la desinformación a través de los medios de comunicación, especialmente desde Bogotá, ha sido casi total.

10 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Y, queriendo pescar en río revuelto, se parte de falsas premisas. Algunas por afán vitrinero y otras por ignorancia.

Entre las primeras, por ejemplo, surgen médicos que dicen haber revisado al peleador, engañando al público y a los comunicadores. Y entre las segundas, porque prácticamente el tema del pugilismo se maneja casi que exclusivamente en la Costa Caribe. Y aún así, los especialistas-estudiosos sobre la materia, realmente, no alcanzan a un número de 10 personas. Se informa y opina, en su mayoría, sin consultar fuentes autorizadas y desconociendo normas elementales del boxeo.

Esta nota tiene como finalidad aclarar dudas, que, al menos en este corresponsal responsable del deporte de los puños en las páginas deportivas de este diario, no existen. Pero es que se dicen tantas cosas que a cualquiera confunden. Examinemos los puntos de mayor controversia: EL PESO Se ha dicho que Jimmy García bajó 15 kilos en los últimos días.

Desde enero (la preparación fue sin contratiempos), cuando se anunció esta pelea, el barranquillero bajó 14 libras, por lo general el líquido que se pierde en los primeros días de la preparación. Martín Berrío, su sicólogo, sostiene que tres semanas antes del viaje, el boxeador había entrado en el peso (130 libras) e incluso llegó a quedar por debajo, en 128. García sostuvo en entrevistas previas que ahora no tenía la angustia de báscula como la vez anterior.

LA SALUD Se dijo que ya estaba golpeado de antemano y se desplazó sin los exámenes médicos.

El estado de salud era inmejorable y viajó con sus exámenes en regla (electroencefalograma practicado por David Dankur, electrocardiograma en el Club de Leones, revisión del tórax por Juan Cotes Trilla y exámenes de laboratorios con María Gutiérrez de Piñeres). La evaluación periódica estuvo a cargo de Hernando Mercado García, médico de la empresa promotora.

Revisó lo anterior Johnny Espinosa, miembro del Comité Médico del CMB, quien vino desde Cartagena.

Además, la Comisión de Nevada es tan estricta que somete a estos exámenes a quienes pelean en su territorio, lo cual molesta a entrenadores extranjeros.

LA ESQUINA Se dice que en el afán de traficar con el boxeador se mandó a Jimmy al matadero.

En Colombia, desde hace algún tiempo, los apoderados no viven del boxeo -no es rentable- Lo promueven por gusto. Jimmy se ganó la clasificación venciendo al número uno del mundo (Jesús Gutiérrez) en Panamá. Inhumana la esquina? Su hermano es el director. El por qué lo tomó de las orejas? Es normal tratando de buscar reacción y hay quienes propinan bofetadas e insultan.

El médico evaluó a García y dio el visto bueno. La única razón para detener el combate era de tipo técnico: a esa altura y perdiendo ampliamente por puntos, el nocaut era la salvación; Jimmy carece de pegada, entonces no valía la pena seguir.