Archivo

CONTIENEN PRESIÓN GUERRILLERA EN FRONTERA COLOMBO-VENEZOLANA

A juicio de las autoridades militares venezolanas, los Teatros de Operaciones número uno, (TO 1,) instalados en la frontera con Colombia, han logrado contener la presión de la guerrilla colombiana, que ha venido realizando periódicas incursiones armadas en el territorio de Venezuela.

10 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

A esa conclusión se llegó tras evaluar la tarea desempeñada por los efectivos apostados en el sur del Estado Apure, fronterizo con el Arauca colombiano, a raíz del ataque subversivo contra un puesto fluvial de la Armada venezolana, ubicada en la población de Cararabo, el 26 de febrero pasado.

El ataque provocó la muerte a nueve infantes de marina y una aguda crisis en las relaciones entre los dos países.

A la reunión evaluatoria asistieron representantes de la Comisión Presidencial de Asuntos Fronterizos, (Copaf), de la Comandancia del TO 1, la Fiscalía General de la República y de los ministerios de Relaciones Exteriores y Ambiente de Venezuela.

Según el comandante del Teatro de Operaciones, general José Antonio Rodríguez, los efectivos del Ejército apostados en Guasdualito han logrado un trabajo de inteligencia en la zona, con lo cual se ha reducido la presión de la guerrilla colombiana.

Aseguró, asimismo, que la actividad del Comando de Oriente de las Fuerzas Armadas Colombianas han dado un apoyo importante en las labores de patrullaje en la frontera binacional.

No obstante, advirtió Rodríguez que las autoridades colombianas no han puesto en acción un número suficiente de hombres para brindar el apoyo que necesita Venezuela. Tienen presencia en el río Arauca y hacia el sur, penetrando profundamente en su territorio, pero no es el número óptimo , señaló el oficial.

De acuerdo con la evaluación del trabajo del Teatro de Operaciones, la zona fronteriza por Apure tiene un gran potencial económico, pero sigue siendo altamente vulnerable por su aislamiento del resto de Venezuela y por el acoso constante de irregulares colombianos. Consideran los militares venezolanos que la ausencia de una base social en la zona fronteriza con Colombia ha permitido el asentamiento de la guerrilla y el narcotráfico.

Con respecto a las denuncias sobre violación de derechos humanos por parte de la Guardia Nacional contra ciudadanos colombianos, el comandante del Teatro de Operaciones fue muy firme al asegurar que serán castigados quienes incurran en ese delito, sin importar su rango.

A su vez, la Fiscalía General de la República iniciará un proceso de adiestramiento sobre derechos humanos a los miembros del Teatro de Operaciones, a fin de lograr que haya mejores relaciones con la población fronteriza colombo-venezolana.

También se acordó que en toda acción de las Fuerzas Armadas Nacionales en la que estén vinculados ciudadanos colombianos estará presente un representante de la Fiscalía.