Archivo

SE ELIMINARÍAN LOS TAC

Aunque aún no hubo acuerdo entre el Gobierno y los caficultores, las partes están interesadas en buscar un mecanismo que acelere el ingreso de estos últimos.

09 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Esta madrugada, el diálogo se suspendió mientras se hacen consultas para reiniciarlo el próximo miércoles a las cinco de la tarde, cuando se presume debe aprobarse una propuesta.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Jorge Cárdenas Gutiérrez, señaló que es posible que se eliminen los Títulos de Apoyo Cafetero (TAC) para mejorar el ingreso de los caficultores.

Ayer se plantearon cinco alternativas diferentes, todas con el fin de mejorar los ingresos y la rentabilidad de los caficultores.

Las alternativas tienen como objetivo mejorar el precio que se les paga a los cultivadores y superar la crisis por la que atraviesan.

Las medidas tienden también a buscar un mecanismo que permita enfrentar el problema de la broca. Se plantean estímulos para la renovación de los cafetales y para modificar la estructura de las deudas de los productores.

Cárdenas Gutiérrez señaló que se está haciendo un esfuerzo serio entre Gobierno y cultivadores y que se trabajará hasta último momento para evitar un congreso extraordinario cafetero.

El funcionario, a pesar de que no se inclinó por ninguna cifra, señaló que los caficultores tienen una propuesta que supera ampliamente la hecha por el Gobierno. Se habla de que el Gobierno les ofrecería hasta 100.000 millones de pesos.

El objetivo es que sean renovadas unas 70.000 hectáreas en las zonas cafeteras, bien sea porque son plantas ya deterioradas o afectadas por la broca. Aunque no se habla de una cifra específica, se calcula que el costo de renovación por hectárea se acerca a los 2 millones y medio de pesos.

Otro de los temas analizados, que es el más difícil de superar, es el del nuevo precio interno. Aunque la fórmula no será modificada, sí se estudia un cambio en el ciclo de movimiento de precios.

Los cafeteros esperan que mañana el Gobierno dé a conocer una propuesta específica y de una vez por todas se defina la nueva política de precios