Archivo

UNIVALLE SIGUE EN CRISIS ECONÓMICA

El redimensionamiento académico, la reducción de cupos, programas académicos de investigación y reestructuración administrativa, serán las soluciones para recuperar la Universidad del Valle.

10 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Así lo expresó el rector de la Institución, Jaime Galarza, ante la convocatoria hecha por la Asamblea Departamental para analizar la situación financiera de Univalle y la actividad que se desarrolla en sus sedes satélites.

Galarza dijo que el estado financiero de la universidad es de conocimiento público y se trata de una situación crítica y grave a pesar de los 7.500 millones de pesos adicionales que el gobierno aportó a la institución.

Pese a los aportes asignados por el Estado (5.000 milllones para el primer período y 2.500 millones que serán girados el próximo semestre), el dinero es insuficiente , dijo el rector.

Sin embargo, precisó que no se trata de una situación apocalíptica pues mantendremos abierta la Universidad y se responderá en medio de la precariedad con los compromisos académicos y laborales vigentes . Agregó que lo que se muestra con la situación de la Universidad del Valle es un ejemplo de la crisis por la que atraviesa la universidad pública colombiana.

Con los recursos que el Gobierno aportó el déficit de Univalle queda en más de 10.000 millones de pesos, ya que el déficit acumulado desde 1985 asciende a 18.000 millones de pesos. Teniendo en cuenta esta situación, Galarza manifestó que la única manera que se tiene para recuperar la institución es redimensionar los servicios y programas que maneja.

En la actualidad la Universidad alberga a 21.000 estudiantes, cuenta con una planta de 1.388 docentes y tiene 200 grupos de investigación científica y humanística.

Las directivas de la universidad adelantan un estudio para identificar las modificaciones y reajustes que se deberán hacer. Los resultados se entregarán en diez meses.

No podemos de la noche a la mañana anunciar recortes si no se tiene una información completa de cada área. Además se iniciará una campaña agresiva para buscar recursos del presupuesto nacional para la Univalle , dijo Galarza.

Por ahora, las directivas esperan que luego del anuncio del Ministerio de Educación y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público sobre alzas en la asignación presupuestal la Universidad salga bien librada.

Respecto a las nueve satélites regionales con que cuenta la Universidad, el rector indicó que estarán sujetas a una serie de cambios que les permitirá obtener una autonomía no solo financiera sino académica.

Parte de la reforma contempla que las sedes regionales sean manejadas por fundaciones mixtas y no con fundaciones privadas como se hace actualmente. La idea es que los recursos que se producen con la matrícula y la estampilla se queden en cada sede y se reinviertan en sus necesidades. Galarza dijo que las fuerzas vivas de los municipios no han respondido en el respaldo financiero de las satélites como se había establecido desde que empezaron a funcionar.

En lo referente a la parte académica, Galarza dijo que no se puede continuar con la filosofía de que los programas que se dictan en las satélites dependan de las facultades en la sede central ya que se origina una serie de debilidades y se desconcentrar los programas de estudio.

Se establecerá cuáles son los programas que permanecerán en los municipios de acuerdo con el perfil de cada región y se desvincularán de los programas de la sede central.

En la actualidad la Universidad cuenta con cerca de 300 millones de pesos por concepto de la estampilla y matrículas para la construcción y adecuación de infraestructura en las sedes.