Archivo

ALERTA LABORAL EN UN SINDICATO DEL SEGURO

El sindicato de base del ISS, que agrupa a 7.000 trabajadores de la parte administrativa, se declaró ayer en alerta laboral y convocó a sus afiliados a organizar en todo el país los comités regionales de huelga.

10 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Aunque el presidente del sindicato nacional del Seguro, Saúl Peña Sánchez, afirmó que la decisión se adoptó por el rompimiento de las negociaciones de una nueva convención colectiva con el Gobierno, la ministra de Trabajo, María Sol Navia, y el presidente de la entidad, Antonio Yepes Parra, dijeron que en caso de presentarse un cese sería declarado ilegal inmediatamente, pues se trata de un servicio público esencial.

Para esa eventualidad, el Seguro adoptaría un plan de contingencia a fin de evitar la parálisis de los servivios que prestan los trabajadores que se declararon en alerta, es decir, la parte administrativa, compuesta por secretarias, conductores, celadores y aseadores, entre otros.

El Gobierno reiteró que en ningún caso se verán afectados los servicios de salud que se prestan en las áres de medicina general, odontología, bacteriología, nutrición, enfermeras y terapistas.

Estos profesionales están agremiados en otros trece sindicatos que, de acuerdo con la Ministra, continúan negociando sus respectivas convenciones.

Añadió que las negociaciones están en la etapa de arreglo directo y que el Gobierno ha manifestado su buen ánimo y disposición para seguir negociando.

Respecto al sindicato que rompió las negociaciones, la Ministra consideró que se están haciendo peticiones que no son susceptibles de negociar dentro de una convención colectiva, pues violarían la Ley 100 de seguridad social.

Explicó, por ejemplo, que no se puede aumentar la planta de personal, porque ya el Gobierno no puede subsidiar al ISS, toda vez que con esa Ley se convirtió en una Empresa Promotora de Salud (EPS) que debe competir en igualdad de condiciones con las EPS privadas.

El ISS debe autofinanciarse y si pretende aumentar la planta antes de mejorar la calidad de la prestación de sus servicios estaría afectando su propia supervivencia , dijo la Ministra.

Tanto la funcionaria como el presidente del Seguro coincidieron en señalar que no creen que haya un paro de este sindicato porque las negociaciones están en un punto muy cercano al acuerdo directo.

Sin embargo, indicaron que la petición salarial de los sindicatos del seguro es en promedio del 40 por ciento y el Gobierno mantiene la directriz fijada por el pacto social de ofrecer un 18 por ciento.

El ISS tiene 24.000 funcionarios distribuidos en 25 seccionales, con una cobertura de 320 municipios en todo el país.